EEUU planea un mayor control de internet

  • El gobierno de Obama quiere obligar a las operadoras a permitir la lectura abierta de mensajes de chat y correos electrónicos encriptados.

Comentarios 7

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene intención de obligar en adelante a las operadoras de telecomunicaciones en internet a permitir la lectura abierta de mensajes de chat y correos electrónicos encriptados, según informa el diario The New York Times.

También en el caso de las llamadas telefónicas y videoconferencias por internet las autoridades podrán realizar escuchas con la misma facilidad que en el caso de las llamadas por red fija o teléfono móvil. Desarrolladores de servicios de comunicaciones en la Red deberán instalar durante la programación de sus ofertas una especie de puerta trasera virtual a través de la cual las autoridades estadounidenses puedan acceder a las conversaciones orales y por escrito en chats.

El proyecto de ley se aplicará a todas las firmas que ofrezcan sus servicios en Estados Unidos. En el caso de las empresas extranjeras, éstas serán obligadas a abrir una oficina en territorio norteamericano. La iniciativa legal será sometida a votación en el Congreso el año que viene, sostiene el diario. El proyecto ha desatado fuertes críticas entre los defensores estadounidenses de datos y expertos en internet.

Representantes de las fuerzas de seguridad, en cambio, consideran las medidas planeadas como ineludibles, ya que las normativas vigentes hasta ahora para las escuchas de sospechosos de terrorismo ya no se corresponden con la realidad tecnológica. De hecho, la iniciativa trata de dar respuesta a la preocupación de las autoridades de seguridad por la forma cada vez más inadvertida en que terroristas y criminales se comunican y preparan sus acciones.

La policía federal, FBI, denomina este tipo de prácticas going dark, lo que significa que los sospechosos actúan en la sombra. Numerosos operadores ofertan en todo el mundo conversaciones privadas a través de correos electrónicos encriptados, en chats cerrados o en redes sociales. En muchos casos las autoridades no logran acceder a los datos o, si lo hacen, no ocurre hasta semanas o meses después. Representantes de las autoridades de seguridad argumentan que desde 1994 tienen derecho a realizar escuchas. Entonces entró en vigor una ley de telecomunicaciones que, de acuerdo con la legislación actual, también es aplicable a cualquier oferta de internet.

"Hablamos de mantener en pie nuestras posibilidades de hacer uso de las leyes ya vigentes", dijo la jurista del FBI Valeri Caproni, y agregó que se trata sólo de escuchas autorizadas previamente por un juez. Protectores de datos y expertos de Internet hablan en cambio de consecuencias negativas para las webs. Aseguran que la nueva iniciativa pondría en peligro importantes elementos que han convertido a internet en lo que es hoy, como por ejemplo la arquitectura descentralizada debido a un tráfico internacional gestionado por servidores de todo el mundo. "Pretenden retrasar el reloj y reformar los contenidos de Internet para que funcionen como el sistema telefónico", dijo a The New York Times James Dempsey, del Centro de Democracia y Tecnología.

Otros expertos advierten de que las puertas traserasque serán instaladas en adelante en los programas de internet podrán ser empleadas sin problemas por hackers. Además señalan que para las compañías internacionales que ofrecen servicios de encriptamiento es inaceptable tener que modificar de manera artificial sus productos solo porque Estados Unidos así lo desee. Perderían de inmediato su capacidad competitiva en el mercado mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios