El Parlamento Europeo critica el intercambio "no autorizado" de obras protegidas en la Red

  • La cámara aprueba una resolución en la que asevera que ese "azote" daña seriamente la economía.

Comentarios 1

El Parlamento Europeo (PE) ha aprobado una resolución en la que considera que el "enorme incremento" del intercambio "no autorizado" por internet de obras sujetas a derechos de autor es un "problema creciente para la economía europea". El pleno de la Eurocámara señaló que esas prácticas crean dificultades, en términos de oportunidades de empleo e ingresos, tanto para la industria como para los gobiernos.

Este informe no legislativo, presentado por la eurodiputada francesa del Partido Popular Europeo (PPE) Marielle Gallo, fue aprobado con 328 votos a favor, 245 en contra y 81 abstenciones. Finalmente fue rechazado el controvertido párrafo que invitaba a la Comisión Europea a abordar el asunto del equilibrio entre el libre acceso a internet y las medidas que deben tomarse para "combatir este azote de manera eficaz".

El PE propone que la Comisión Europea presente una estrategia global sobre los derechos de propiedad intelectual que elimine obstáculos a la creación de un mercado único del medio digital, y adapte el marco legislativo europeo de los derechos de autor a "las tendencias sociales actuales así como al desarrollo tecnológico". Por otra parte, el texto insta a pensar "abiertamente" sobre los métodos para facilitar el acceso de la industria al mercado digital "sin fronteras geográficas", abordando con "urgencia" el asunto de las "licencias multi-territoriales" y la "armonización" de la legislación sobre derechos de autor ("copyright").

El Parlamento no compartió el punto de vista de la Comisión sobre que el actual marco civil en vigor en la UE es "suficientemente eficaz y armonizado", y aseguró que el diálogo sobre las posibles soluciones debe implicar a todas las partes interesadas, incluyendo a los proveedores de servicios de internet. Los eurodiputados discutieron que, en términos culturales, las "copias privadas" que realicen los usuarios "deben ser vistas como una excepción a los derechos de propiedad intelectual", de forma que las personas que copien archivos originales para uso privado no tengan que probar que sus copias son legítimas.

Solicitaron igualmente a la Comisión que continúe sus esfuerzos y progrese en las negociaciones para el acuerdo comercial contra las falsificaciones y la piratería (ACTA), que actualmente se elabora a nivel internacional. El Grupo de Los Verdes en el PE, que ha votado en contra del texto, ha criticado que no distinga "entre el intercambio libre de archivos por parte de los usuarios de internet y la falsificación". El eurodiputado de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) y vicepresidente de ese grupo, Raül Romeva, abogó en un comunicado por "encontrar nuevas fórmulas que tengan en cuenta la evolución del concepto de propiedad intelectual, y el impacto que dicha evolución tiene en los derechos de seguridad y salud de los consumidores".

Para la Asociación de Internautas, el documento no defiende a los creadores sino a "modelos de negocio gastados, negándose a abordar el tema de los nuevos modelos de negocio y las nuevas formas de concebir el derecho de autor". Propone en un comunicado establecer en el ámbito de la Unión Europea normas, herramientas y códigos de conducta que "fomenten, incentiven y defiendan la conciliación del derecho individual de autor con el derecho de todos a la cultura y al conocimiento".

Aplausos de los editores y la industria musical

Los editores europeos y la industria discográfica manifestaron su satisfacción por la aprobación en el Parlamento Europeo del informe Gallo. La Federación de Editores Europeos (FEP) consideró que la mayoría de los miembros del PE apuestan por defender "la creatividad en Europa" y promover las ofertas legales de contenidos. Las editoriales están publicando cada vez más libros en diferentes formatos, incluyendo el digital, y "la piratería se ha convertido en una amenaza seria para este sector", señaló la FEP en un comunicado.

Por su parte, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) valoró que el informe pida a la Comisión Europea que presente una estrategia global sobre los derechos de propiedad intelectual que elimine obstáculos a la creación de un mercado único del medio digital. La Eurocámara ha enviado un "mensaje claro", en el sentido de que "se necesita un enfoque más fuerte y coordinado para promover y proteger los derechos de las industrias creativas en Europa", señaló Frances Moore, directora ejecutiva de IFPI. "La piratería es una gran amenaza para los empleos en Europa y un obstáculo directo para las empresas legítimas en los sectores de música, libros y películas. El Parlamento ha reconocido que los Gobiernos no pueden estar quietos ante esta amenaza", añadió Moore.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios