La Academia de TV pide a las cadenas que eviten los juicios paralelos

  • La institución aprueba un manifiesto que critica prácticas que supongan pasar por encima del derecho a la intimidad, como la exhibición impúdica de la imagen y de los sentimientos de las personas.

Comentarios 7

La Academia de Televisión aboga por una televisión ética, digna, responsable, informativa, cívica e innovadora, rechaza la mercantilización del dolor ajeno y exhorta a las cadenas a evitar en sus pantallas los juicios paralelos. Así lo asegura en un manifiesto por la ética y la responsabilidad social aprobado por la junta directiva de la Academia de las ciencias y las artes de Televisión.

En el mismo, la academia asegura que tiene la intención de lograr puntos de encuentro para defender una televisión de calidad e indica que la ciudadanía merece unos medios de comunicación acordes con la madurez que ha alcanzado la democracia española. El manifiesto critica aquellas prácticas que supongan pasar por encima del derecho a la intimidad tales como la exhibición impúdica de la imagen y de los sentimientos de las personas. "El respeto y la defensa de la imagen propia deberían aplicarse a todas las personas sin excepción, especialmente a aquellas que muestran una mayor debilidad emocional, pero también a quienes, teniendo cierta notoriedad mediática, manifiesten claramente su deseo de preservar su vida privada”, señala la academia.

Además rechazan la mercantilización del dolor ajeno y animan a todos los operadores y profesionales del sector a una reflexión general sobre la cobertura informativa de las tragedias y de aquellas situaciones que provocan aflicción colectiva y personal. También indican que una atención desmesurada a los accidentes y a las tragedias por parte de los medios de comunicación sólo contribuye en muchas ocasiones a victimizar doblemente a los afectados.

A su vez, se refiere a los menores e indica que los horarios protegidos han de ser respetados “sin excepción”, de acuerdo con la ley y con los pactos de autorregulación que los propios operadores del mercado se han establecido. La Academia también rechaza que la imagen de los menores sea utilizada de forma inadecuada, en cualquier tipo de formato, sobre todo en contextos en que se saque “provecho espurio” de su candidez o su vulnerabilidad.

También piden que los procedimientos judiciales sean tratados con rigor. "En ningún caso deben ser fomentadas las conductas delictivas o antisociales, ni los testimonios falsos o denigrantes, e invitamos a todos los operadores y a los profesionales a fomentar los aspectos más positivos del civismo y a trabajar decididamente por la erradicación de lacras como la violencia por razones de sexo”, agrega.

Opina además la academia que la tendencia creciente a la mezcla de géneros periodísticos ha de ser vista como una gran oportunidad para el nacimiento de nuevos formatos de programas que pueden resultar muy atractivos para la audiencia y defiende la “fuerza del genio creativo”. "Estamos determinados a defender y promover entre las emisoras que operan en España una conciencia de pluralismo político y pluralidad social, cultural y lingüística, tal y como recoge la Constitución, entendiendo siempre que forman parte de nuestra riqueza patrimonial, así como de nuestros activos mediáticos”, indica.

Por último, se declaran dispuestos a trabajar con todas sus fuerzas y conocimientos colectivos para que la televisión sea creativa e innovadora y piensan que el mercado español debería promover nuevos y más eficaces conductos de participación para los telespectadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios