Balada triste de parrilla

  • La temporada que concluye dice adiós a 'Sé lo que hicisteis', 'España directo', '3D', 'OT' o al canal de noticias CNN+ y confirma la rápida decadencia de las miniseries.

Comentarios 4

La temporada se resume con la manida palabra "crisis". Una crisis publicitaria que se ha sumado a la crisis mediática por la proliferación de canales. Todo ha desembocado en una lucha más feroz por la audiencia a costa de unas parrillas que pecan de mayor conservadurismo y decisiones contudentes. Han caído a las primeras de cambio programas ilustres como Operación Triunfo, cesado por tan alto coste para unos resultados de audiencia discretos, y se han despedido jóvenes veteranos como Sé lo que hicisteis, que vivieron una lenta agonía en las sobremesas de La Sexta. La 1 culmina la temporada como la más vista en España con lo acumulado en el último año (Telecinco en Andalucía), pero con los presupuestos más inciertos que nunca, con un déficit sobre los 50 millones anuales (tanto en 2010 como en las previsiones de 2011). Una de las víctimas de este último exprimido (y con bastante cargapolítica añadida) es España directo. El programa diario de Mediapro se cae de la parrilla y con él también lo harán Gente y, presumiblemente, La mañana de La 1.

No ha sido una temporada propicia para el periodismo en la televisión. En diciembre se confirmaba la compra de Cuatro por Telecinco, rubricada un año atrás, y con esta adquisición el Grupo Prisa desmantelaba toda su televisión en abierto, incluido el canal informativo CNN+, relevado provisionalmente por GH 24 Horas y convertido ahora en Divinity. En estos meses llegaron canales como Nitro, de Antena 3, que calaron pronto, o el cinéfilo La Sexta 3, mientras otrosvegetan tristes por el mando de la TDT como la MTV o La 10.

El otoño fueron los meses propicios para la ficción. La norteamericana Los pilares de la tierra registraba máximos para Cuatro, inclusive en Andalucía, y fenómenos parecidos disfrutaban La Sexta con los zombis de The walking dead o Antena 3 con la británica Downton Abbey. Pero aún aguarda en la récamara en abierto magníficas ficciones como Boardwalk Empire, premiada en los Globos de Oro. Otras series reconocidas en medio mundo como The good wife dormitan para el espectador español en cadenas menores como Nova.

La ficción española vive de productos ya consolidados como Águila roja o Cuéntame, las más vistas, en La 1, y notó ciertos vientos nuevos con Hispania, en Antena 3, o Tierra de lobos en Telecinco. Con el nuevo año llegaba la revisión de El internado, El barco, y de La Señora, La república,mientras que la propuesta de La Sexta con Buena agente se quedaba en un aprobado. Telecinco suspendió con Vida loca y Piratas mientras Antena 3 ha encajado mejor su comedia Los Quién y llevará a Neox la repescada Física o Química. Sus seriales vespertinos, Bandolera y El secreto de Puente Viejo, aguantan en este verano aunque sus cifras no hayan deslumbrado: son apuestas a largo plazo, como réplicas a Amar en tiempos revueltos, incombustible y lo más visto en la sobremesa.

Aunque las miniseries se auguraban como un formato rentable y de interés, ninguna de las producciones alcanzó cifras de notoriedad. Felipe y Letizia, en Telecinco, obtuvo índices aceptables pero críticas cáusticas y La duquesa se salvó en su segundo episodio. Sofía, Alakrana u Hoy quiero confesar deambularon con más pena que gloria.

Si hay que destacar una cancelación meteórica, pese a que la audiencia no pesa en La 1 como motivo comercial, esa es la de Humanos y divinos, las entrevistas de Boris Izaguirre. Canal Sur quiso tener más paciencia con La clase o Nacidas para cantar, pero fueron dos de sus programas en prime time suspendidos en aceptación. Hace falta valor se animó con el fútbol y el mejor resultado en el prime time de producción propia fue para Arrayán y 75 minutos. Meses críticos y futuro inestable para la RTVA. El fichaje: el de Pablo Motos por Antena 3. Se lleva de Cuatro El hormiguero y Tonterías las justas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios