'Don Juan de la Carlina', un personaje y un documental

  • El trabajo de Imago se estrena el próximo otoño en Canal Sur

Comentarios 10

La vida gira y da muchas vueltas. Eso debía pensar León Degrelle, el dirigente belga que fundó el partido de ideología nazi Rex, y los vecinos de la localidad sevillana de Constantina, que lo acogieron sin saber nada de su oscuro pasado.

El documental Don Juan de la Carlina, la vida oculta de León Degrelle relata la vida de un político con dos caras bien diferenciadas, cuyo destino quiso que su retiro tuviera lugar en la serrana Constantina, donde pudo refugiarse bajo el amparo de las autoridades españolas, que ignoraron la orden de extradidición que pesaba contra él. El trabajo, de 55 minutos de duración, ha sido producido por Imago Producciones junto a Malvarrosa Media y con la coproducción de Canal Sur Televisión, la televisión valenciana y la auotonómica de Baleares, IB 3 contando también con la participación de la Consejería de Cultura andaluza.

El documental forma parte, junto a Operación Kobra, de una miniserie de dos capítulos denominada Refugios nazis en el Mediterráneo. Su estreno en la parrilla de la RTVA está previsto para el próximo otoño, según apuntó Pilar Ortega, coordinadora de coproducciones de Canal Sur Televisión.

La doble personalidad era uno de los rasgos más significativos de León Degrelle. En Constantina era conocido como Don Juan de la Carlina, apodo procedente de una viña que adquirió en dicha localidad. Se trataba de un hombre culto, refinado y tan amante de las obras de arte como ególatra. Los vecinos del lugar guardan muy buenos recuerdos de su estancia en el pueblo. "La gente guarda un grato recuerdo de Don Juan", señalaba Mario Martínez, alcalde de Constantina, quién añadió "Don Juan ayudó a mi hermano a conseguir la penicilina que le hacía falta para sobrevivir". No obstante, este carácter afable y humano mostrado en Constantina, nada tenía que ver con sus inicios en la política, donde su ideología le convirtió en uno de los íntimos amigos de Hitler y que llegó a fallecer en Málaga en 1994 sin haber pasado nunca por un juicio. "Aquí puede ser considerado un dios y en su país todo lo contrario, pero para ello está la Historia", reconoció el alcalde. Antonio Gallardo, guionista del documental, por encima de ideologías, es un apasionado del personaje: "era un hombre misterioso y lleno de sensaciones".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios