Karlos cambia la cocina de sitio

  • El chef vasco cambia Telecinco por Antena 3 y la sobremesa por la tarde, antes del informativo nocturno, y en sucesivas semanas se irán incorporando a la nueva cadena otros espacios de su productora

Comentarios 3

Quien da primero da dos veces. Karlos Arguiñano (Beasaín, Guipúzcoa, 1948) fue el primer fenómeno culinario en la televisión en España y creó un emporio en torno a sus fogones. En un país donde los formatos de cocina eran casi inexistentes antes de la llegada de las cadenas privadas, en 1990, Arguiñano fue fichado por TVE en 1991 a raíz de su fulgurante éxito en la autonómica vasca. Durante seis años ha estado en Telecinco y este verano fue fichado por Antena 3. La cadena de Planeta, por más de 6 millones de euros anuales, contrataba el espacio diario de Arguiñano y también el resto de programas de su productora, Bainet. Desde las retransmisiones de pelota vasca (El frontón, que se estrenó hace dos semanas en el temático Nitro) a los espacios Bricomanía, Decogarden. Los recetarios de su hermana Eva Arguiñano y del chef Bruno Oteiza, que han formado parte de los primeros años de La Sexta, regresarán en breve. Antena 3 garantizaba la continuidad de todo el equipo de Bainet y esta tarde, a las ocho y veinte, se estrena Arguiñano en su nueva cadena, en su nueva franja y con sus nuevos contenidos.

Karlos Arguiñano en tu cocina irá de lunes a viernes antes de Matías Prats y se abrirá con una sección de nutrición a cargo de Ainhoa Sánchez. Un vez al mes Karlos compartirá menú en un piso de estudiantes y sorprenderá también con un menú barato y aparente (Sorprender a 4 con 24 euros). El cocinero también hará recetas con personas discapacitadas, Superando dificultades, y recibirá a personajes famosos.

El impacto de Arguiñano en los hogares españoles, con sus hojas de perejil, ha superado los 18 años de permanencia en pantalla. A nivel nacional se asomó a la franja de mañana de La 1 (comenzaba a las once) y su programa de una hora fue un clásico que le permitió a su protagonista embarcarse en proyectos audiovisuales, literarios y consolidarse como referente en la pujante cocina española. También vivió una prolongada aventura argentina, que compatibilizó con sus apariciones en TVE antes de su inesperado fichaje por Telecinco en 2004. Su ubicación en la sobremesa, antes del informativo y en competencia con Los Simpson, fue manteniendo sus cifras de espectadores pero en las dos últimas temporadas se percibió un desgaste que finalmente le pasó la factura de romper con la cadena privada, que no quería contar con otros espacios de su productora. Bainet está ubicada en la tranquila localidad guipuzcoana de Orio, a unos kilómetros del restaurante, en Zarauz.

Arguiñano se acercó a los 1.500 programas en Telecinco, algo que no pueden decir muchos, tras doce años en TVE. Unos 2 millones de españoles eran fieles en la sobremesa y a esa cifra, como mínimo, aspira Antena 3, para remontar a la caída de la tarde una franja fundamental para mejorar sus datos diarios y acechar el dominio en los índices de La 1 y Telecinco. Karlos se pone manos a la obra, más bien en la masa, para seguir presente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios