Misma historia, distinto monstruo

  • 'Revolution' describe un mundo que, tras una tormenta solar, se queda sin fuentes de electricidad

Si pensabas que de las mentes de J.J. Abramas (Perdidos) y Eric Kripke (Supernatural) saldría un producto original, innovador, es decir, el próximo Lost. No es así. Lost surgió sin intentar recuperar el éxito de un producto anterior. Nadie buscaba un próximo lo que fuese.

Pero los directivos de las cadenas parece que han olvidado esto y siguen empeñados en contratar a Abrams para que haga lo mismo, una y otra vez. Lo curioso es que Abrams nunca fue tan importante en Perdidos como nos ha hecho creer. Quizás sea ese el problema.

Pero con Revolution de NBC teníamos una premisa interesante y el nombre de Kripke ahí, que prometía no dejar sólo a Abrams y sus locuras. La historia nos describe un mundo que en un segundo se queda sin cualquier fuente de electricidad. Una amenaza, que además, está muy de moda con las noticias de la tormenta solar que anuncian los medios. Lo interesante de este argumento era ver cómo nos afectaría a nosotros. El día a día de estos personajes pero en la época actual. Vivimos conectados al Iphone, al Twitter y demás redes sociales y de repente nos veríamos teniendo que iluminarnos con velas, quedándonos sin coches o televisión y aprendiendo a vivir como lo hacíamos en la edad media.

Pero los guionistas de la serie han decidido contar la historia saltando quince años y mostrar la evolución de la sociedad. Milicias, vivir en el campo, medicinas naturales…¿Cuál es el problema? Que esto ya lo hemos visto. Es Falling Skies, es Terra Nova, es The Walking Dead. Misma historia con distinto monstruo.

Los actores son casi siempre los únicos que salvan este tipo de producciones y la gran mayoría de éstas no salen adelante. Falling Skies ha recibido malas críticas a pesar de su renovación, Terra Nova fue cancelada y la única que sigue adelante (no con sus detractores) es The Walking Dead.

En Revolution destacan Billy Burke que interpreta a Miles y es que el conoce el secreto del apagón, Zack Orth como el geek de Aaron y Giancarlo Esposito como el malvado Capitán Neville. El resto de personajes promete poco o nada y tampoco es que lo que han destacado derrochen demasiada personalidad. Una serie puede salvarse gracias a grandes personajes. Esta no los tiene y los únicos que pueden despuntar tampoco podrán salvar una serie a la que le espera el mismo destino que a todas las pos-Lost de Abrams (Undercovers, Alcatraz).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios