Oliart, al filo del adiós

  • El presidente de RTVE medita dimitir para dejar margen de decisión a Pérez Rubalcaba y al PP

Comentarios 3

El 29 de julio cumplirá 83 años de edad, pero probablemente ese día de fiesta lo vivirá lejos de su actual despacho. El actual presidente de RTVE, Alberto Oliart, que cada día aumenta su récord de longevidad al frente de un cargo público directivo de primera fila, medita estos días poner su cargo a disposición del Gobierno. Su amenaza de dimisión, pronunciada en al menos tres ocasiones durante el último año, se haría efectiva ante las crecientes críticas desde el PP y la intención así de dejar las manos libres al actual ministro del Interior y responsable del sector audiovisual, Alfredo Pérez Rubalcaba, a la sazón candidato socialista a la Presidencia. Oliart mantiene una buena relación con el ministro, pero Rubalcaba desearía tener una persona de más estrecha confianza ahora que se acrecienta una actitud hostil desde el PP hacia la gestión de RTVE.

El actual directivo fue nombrado por el presidente Rodríguez Zapatero en noviembre de 2009 a raíz de la dimisión de Luis Fernández, que mostró así su abierta oposición al modelo de financiación de la corporación pública con la supresión publicitaria. La sorprendente propuesta de Oliart fue aceptada por el PP, pero desde un primer momento llegaron los encontronazos del presidente de RTVE con los populares. La última crítica fue a raíz de la emisión de un mapa de 'Euskal Herria' en un debate sobre el País Vasco en 59 segundos.

El ex ministro con UCD asumió la presidencia en un momento tan delicado como el inicio del modelo sin publicidad y tras concluir el ejercicio de 2010 la corporación registró un déficit de 47,1 millones, pese a un firme plan de contención de gastos. Las optimistas previsiones de ingresos por tasas de cadenas privadas y empresas de telecomunicación (modelo rechazada por la Comisión Europea y que está en los tribunales), fueron la causa del desfase, aunque el PP cuestiona asuntos como los gastos en eventos deportivos y servicios externalizados, como la producción de España directo. Los frentes abiertos en los planos económico y político, así como el incierto futuro del modelo de RTVE, llevarían finalmente a Oliart a una próxima dimisión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios