El PSOE renuncia a presentar un consejero

  • La oposición protesta por la "farsa" de convertir RTVE en una "televisión de partido"

Tras el decreto ley del Gobierno para desbloquear el nombramiento de un presidente para RTVE, Congreso y Senado debían acordar las cinco plazas vacantes en el consejo de administración de RTVE (los consejeros dejaban además de tener remuneración por su cargo), y con ellas la del futuro presidente. El PSOE contaba con la designación de una plaza que debía hacerse efectiva ayer, pero el principal partido de la oposición renunció a su nombramiento en protesta por la selección abordada en estos días.

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, justificaba la decisión para no ser "cómplices de la farsa" de convertir la corporación en una "televisión de partido". López no quiso valorar en concreto la figura de Leopoldo González-Echenique, pero lamentaba de que el PSOE tuviera que enterarse "por la prensa", del futuro presidente. El dirigente socialista recordó que los antecesores en el consejo había recibido la aprobación de dos tercios del Parlamento, situación que no se volverá a repetir con el futuro gestor y miembros del consejo de RTVE. En la mesa de supervisión seguirá hasta el próximo año un consejero designado por el PSOE, Miguel Ángel Sacaluga, periodista de la casa, que no se sabe si apurará su cargo hasta su finalización. Con los nuevos nombramientos dejan sus responsabilidades Manuel Esteve (PP), a la sazón presidente interino por sucesión rotatoria mensual; Mari Cruz Llamazares, del PSOE; Josep Manuel Silva, de CiU; Francesc Bellmunt de ERC; y Santos Ruesga, del sindicato UGT.

Desde el PSOE se dejaba en manos del PP la vacante, mostrando así todo su desaire posible ante una situación de RTVE que pasaría por el control total del Gobierno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios