La RTVA recorta su organigrama, sobre todo por el área técnica

  • La dirección de Pablo Carrasco elimina 8 directivos y anuncia un ahorro de medio millón

El organigrama de la RTVA pasa de 44 a 36 directivos, los que supondrá un ahorro anual de medio millón de euros, presentó ayer el director general de la agencia pública, Pablo Carrasco. El principal recorte se produce en el área técnica con el relevo de su director, Antonio Blasco, quien será sustituido por su subdirector, y también queda sin cubrir el despido de otra delegación de este apartado, ya que se unifican todas las áreas técnicas de radio, televisión y RTVA. El resto de bajas son de personal de la casa, que será reubicado en otras responsabilidades. Carrasco subrayaba que esta es una muestra de un "trabajo de contención en el gasto que afecta a todas las unidades de explotación" y desde la RTVA se recordaba que el nuevo organigrama es el más reducido desde que se convirtió en grupo de comunicación quince años atrás.

Con los cambios efectuados, la jefatura de Medios Interactivos pasa a ser una dirección más de la agencia. La dirección de Comunicación pasa a depender del director de gabinete del director general, cargo que ocupa el ex director de Informativos, Antonio Ramírez, y centro de las objeciones de los consejeros populares, al ampliar sus competencias. El director comercial de la RTVA, Manuel Casal, deja la rama de Comunicación pero se pone al frente de otra área emprendedora, Nuevos Proyectos.

En el equipo del director de Canal Sur Radio, Joaquín Durán, desaparece una de las tres jefaturas, manteniéndose Inés Alba al frente de Contenidos y Araceli Limón en programas especiales. Con el nuevo organigrama desaparecen la subdirección de Comunicación y las jefaturas de Mercadotecnia y de Producción Ejecutiva. Asimismo las delegaciones de Rabat y Bruselas se convierten en corresponsalías, por lo que sus respectivos delegados dejarían de tener categoría directiva.

Desde la RTVA se insistía también ayer que parte de los trabajadores de la agencia han visto recortadas sus nóminas tras la aplicación del decreto de la Junta para rebajar en un 5% los salarios de los empleados públicos.

La reacción del PP fue calificar de "ficticia" la reducción de directivos. "Todavía queda por ver donde se van a recolocar" los cesados, cuestionaba el portavoz popular en la Comisión de Seguimiento y Control de la RTVA del Parlamento, José Luis Rodríguez. El parlamentario señalaba que no debería hablarse de un organigrama que aún no ha sido aprobado por el consejo de administración, dudando sobre la cuantía del ahorro anunciada por Pablo Carrasco. "queda mucha austeridad por hacer en la RTVA", zanjaba Rodríguez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios