"En TV se suele confundir ser competitiva con ser una arpía"

  • La protagonista de 'Samantha ¿qué?' estrena en España su nueva serie en la que interpreta a una madre de familia que vuelve a su trabajo en un programa de televisión.

Es una estrella admirada en Estados Unidos, ganadora de un Emmy y un Globo de Oro, y los seriéfilos españoles la recuerdan por su papel en Samantha ¿qué? o más bien por ser la hermana de Jennifer Aniston en Friends. Christina Applegate (Hollywood, 1971) se dio a conocer en Matrimonio con hijos y desde mañana domingo llega a nuestro país con Sin pegar ojo, que se estrena en el canal temático de pago Cosmopolitan a partir de las nueve y media. En esta nueva serie encarna a una productora televisiva que ha de lidiar con unas personas complicadas tanto en el trabajo como en su vida personal. En la ficción es la mano derecha de una amiga algo casquivana, Ava, y su marido se ve obligado a quedarse en casa para cuidar del bebé recién nacido.

-Reagan, su personaje en esta comedia, Sin pegar ojo, parece estar hecho a su medida.

-Sí, porque lo escribieron pensando en mí. Para hacer la serie se consultó sobre mi propia vida. Aunque tenga mucho de mí, Reagan y todos los personajes a su alrededor tienen mucho de cualquiera de nosotros y en concreto de esta generación que ya hemos superado los 40.

-¿Qué diferencia a esta generación?

-Pues hemos tenido hijos tarde, aún usamos palabras como "colega", "guay", y hemos pensado sólo en nosotros mismos durante 38 años. Creemos que seguimos siendo adolescentes, pero nuestra vida ha cambiado por completo.

-¿Ahora que es madre de familia ha cambiado mucho su estilo de trabajo en la televisión?

-Después de tener un hijo cuesta mucho volver al plató. Mi hija Sadie Grace es preciosa, me tiene embelesada. Cuando regresé al plató no me acordaba de cómo se trabajaba, sólo sabía ser madre. Llevaba meses haciendo eso, exactamente igual que le pasa a Reagan.

-¿Y es usted tan competitiva como Reagan?

-Jajaja. Todo el mundo sabe que soy muy competitiva y que me gusta ganar. De hecho, si veo que la gente no tiene entusiasmo, les doy la lata hasta que se vienen arriba y se unen a mi locura. En TV se suele confundir ser competitiva y luchadora con ser una arpía.

-¿Es para tomarse a broma lo de la competitividad de este mundo del periodismo?

-En otras series lo cómico surge en las discusiones, en los enfrentamientos, pero en Sin pegar ojo es al contrario. Los mejores momentos se consiguen cuando Reagan y su marido (que interpreta Will Arnett), que termina como 'amo' de casa cuidando al bebé, se unen como un pequeño equipo y todo desemboca en catástrofes. En ese sentido los protagonistas son patéticamente divertidos y un poco perdedores. Quieren ser enérgicos, pero meten la pata y te entran ganas de protegerlos. Les coges cariño.

-Como le sucede en la vida real, la pareja de la serie está centrada en el cariño hacia la hija...

-En el fondo Sin pegar ojo trata del amor por ese bebé que acaba de llegar. Los protagonistas están absolutamente locos con la niña, y nosotros, en la vida real, con los bebés que se turnan en el papel. A su vez los protagonistas también se profesan mucho amor. Todo ese "corazón" creo que gusta y es una de las razones por las que nos hemos ganado una segunda temporada.

-¿Cómo son esos personajes secundarios que rodean a Reagan?

-Es fantástico el reparto porque aunque hay actores jóvenes poco conocidos en España tienen una gran experiencia. También, cuando supe que buscaban a alguien para hacer de mi madre sabía que tenía que ser Blythe Danner (Los padres de ella). Le hicieron la prueba y fue maravilloso. También participan secundarios como Molly Shannon o Megan Mullally (Will y Grace).

-Dicen que sus compañeros protagonistas, Maya Rudolph y Will Arnett, improvisan mucho. Tal vez demasiado para usted.

-Yo no estoy acostumbrada a improvisar, pero es verdad que ellos lo hacen constantemente y me viene bien para aprender. No suelo improvisar para no quedar mal con los guionistas. A ellos no les suele gustar que improvises, pero mis compañeros a veces le sacan partido a esos momentos.

-¿Cómo es la relación profesional de los personajes Reagan-Ava?

-Son muy diferentes y por eso había que dejar claro que se llevan muy bien porque son amigas de toda la vida. En un capitulo ambas están charlando y propuse que mi personaje estuviese probándose los zapatos de Ava, creo que eso hacía ver de manera muy evidente la buena relación entre ellas. Y quedó muy bien, por cierto.

-Mencionaba antes a los bebés que se turnan en la serie ¿Cómo se comportan unos niños tan pequeños en un plató?

-Deberían llevarse un Baby Emmy. Son todo ternura, se portan estupendamente y, claro, no sabes realmente cómo van a reaccionar en algunas ocasiones.

-¿Cómo observa ahora el cáncer de mama que sufrió en 2008?

-Fue traumático, pero el cáncer se detectó a tiempo. Estoy sana al ciento por ciento y me puedo volcar por completo en mi trabajo.

-¿Y cómo lleva lo de ser vegetariana?

-Lo decidí con quince años. Me dije a mi misma que no podía comer algo que había estado vivo. También me considero defensora de los animales, soy socia de PETA, todo fue de la mano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios