TV-Comunicación

Estados Unidos se prepara para el acontecimiento televisivo del año

Unos 100 millones de espectadores tendrá de media el partido de fútbol americano que los estadounidenses sintonizarán esta tarde, a partir de las seis en la Costa Este. A ellos se les unirá otros 300 millones repartidos por el planeta. Los españoles sólo lo podrán seguir a partir de la medianoche en Canal +. Un nuevo reto para los noctámbulos. Hoy toca final de la liga NFL, la Super Bowl. Juegue quien juegue, para los norteamericanos es un rito sentarse ante el televisor en compañía de familia y amigos y vivir el acontecimiento.

Este año han alcanzado el duelo final un equipo histórico, los Steelers de Pittsburgh, y un modesto (de títulos), los Cardinals de Arizona. Obama, por cierto, va con los Steelers. La Super Bowl marca cada año el máximo de consumo televisivo en Estados Unidos. El año pasado le tocaba a Fox retransmitir el evento, que rondó los 90 millones de seguidores, con una cuota del 66 por ciento, y 70 millones permanecieron en el post-partido. La cadena ofreció posteriormente un capítulo de House que batió su máximo histórico, con más de 35 millones.

La NBC es la encargada de la Super Bowl 2009. Los intermedios de la retransmisión se cotizan siempre alto para los anunciantes, que llegan a hacer spots especiales sólo para la ocasión (como hizo la empresa almeriense Cosentino). Con la crisis, el anuncio de 30 segundos ronda los 2,5 millones de dólares. La NBC censuró esta semana la emisión de una organización en defensa de los animales, PETA, por su contenido sexual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios