Vasile está "encantado" con la fusión de Antena 3 y La Sexta

  • El consejero delegado de Mediaset celebró ayer un encuentro con la prensa en Vitoria.

Comentarios 3

Paolo Vasile ve con muy buenos ojos la fusión de Antena 3 y La Sexta afirmando que "no sólo no está enfadado, sino que está encantado" ante esta nueva etapa de la televisión en España. Así de contundente se mostró ayer el consejero delegado de Mediaset España, que a pesar de no ser asiduo a los festivales, ya que considera que estos están más bien enfocados al lucimiento de las celebridades y que su función es simplemente "centrarse en el público", aceptó participar en el IV FesTVal de Vitoria, que llega a su fin mañana, con la idea de "pintar la realidad y fotografiarla en este momento oscuro en el que todos debemos intentar no perder el sentido real de las cosas". El directivo habló durante su encuentro con la prensa de la situación actual de la televisión, pero también de su futuro. Y es que, según su opinión, la televisión está ahora más viva que nunca y volviendo "a su cauce". Paolo Vasile no sólo habló de fusión durante este encuentro con la prensa sino que también expresó abiertamente su opinión acerca de las gestiones y el momento económico de TVE y de las ventajas de que televisión e internet caminen de la mano en estos tiempos de turbulencias en el panorama televisivo de nuestro país.

El italiano mira con optimismo el futuro de la televisión en España y considera la fusión de Antena 3, su máximo rival, y La Sexta como una buena noticia. "Cualquier actividad para ordenar el sector es un bien y un seguro de vida para las empresas y las personas que trabajamos en televisión. Existía la necesidad de tener un sector ordenado y bien dimensionado", dijo. Y se motró convencido de que "si el sector en general de la televisión va mal ninguna compañía puede ir bien". "Ahora podemos celebrar que todo está como tiene que estar y, si luego va mal, que sea por culpa nuestra", añadió. Vasile invitó a las personas que trabajan en televisión a reflexionar y preocuparse no sólo de cómo hacer y elaborar contenidos sino más bien de cómo vender la parte comercial. "El ahorro no puede ser el objetivo de ninguna empresa. Hay que optimizar no ahorrar porque se pierde calidad", aseguró. E insistió: "En muy poco tiempo hemos pasado de ser una cadena generalista a una compañía generalista. Hay que ofrecer cosas nuevas al público, encontrar las respuestas en la gente que nos ve y preocuparnos, no de enseñar y educar, sino de hacer compañía". Para el consejero delegado de Mediaset la buena noticia no es cosechar un éxito tras otro, pues "si se gana muchas veces la gente no te lo valora, pero si pierdes una décima se monta la revolución", sino que la televisión sigue siendo central en la vida de los ciudadanos y que ha conseguido complementarse a la perfección con las nuevas tecnologías. "Los gurús se equivocaron al pensar que internet era la muerte de la televisión. Para mí es más bien una oportunidad", termina.

El consejero delegado de Mediaset España afirma que para gozar de "un sector televisivo saneado es importante vivir en un país que va bien" y, a pesar de las circunstancias actuales, España tiene una oferta televisiva "muy rica, plural, con una buena ficción y entretenimiento". Aún así, comenta que en estos momentos es recomendable "ser prudentes bajo el punto de vista político". "El que trabaja y hace televisión tiene que tener ideas e ideología. La ideología debe de dejarla en el coche antes de entrar a trabajar y sólo mirarla desde la ventana". En cuanto a un tema tan candente como el de TVE, Vasile apunta que todo lo que le ha pasado a la cadena en los últimos meses es "porque ellos han querido que sea así". Añade que siempre que "los políticos quieren sacar beneficio del sector televisivo la evolución siempre es negativa" y que en este sentido donde "hay decisiones políticas, hay fracaso". Bajo su punto de vista, la pública se equivocó al querer parecerse a las televisiones generalistas y ver en ellas un competidor. "TVE dispone de una cantidad importante de dinero y buenos profesionales, lo suficiente para hacer una buena televisión. "No entiendo la razón por la que una televisión pública compra la Champion con una cifra fuera de mercado cuando podría haberlo hecho una cadena privada sin coste para la gente", critica. Termina con este tema apuntando que la pública se propuso desarrollar una línea editorial olvidándose de su función. "El éxito dura sólo hasta el fracaso, porque hasta que no se fracasa no tenemos la obligación de buscar otros caminos", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios