"He tenido experiencias enriquecedoras que nos harían mejores personas"

  • El espacio concluye hoy entre inmigrantes ilegales en Huelva

Comentarios 1

Los reportajes de 21 días, una de las revelaciones de este año, llegan esta noche a su última entrega de la temporada en Cuatro. Samantha Villar se convierte en una inmigrante ilegal y compartirá penurias en el campo de Huelva, con duras jornadas de trabajo en la recogida de la fresa.

-¿Cómo ha sido su experiencia en Huelva?

-Nos fuimos al pinar de Las Madres, en Mazagón, donde llegaron a reunirse 1.500 'sin papeles'. Al estar cerca de ellos se comprueba que están atrapados y no pueden volver, porque han hipotecado todos sus ahorros por estar entre nosotros. La gran mayoría procede de Mali, de Costa de Marfil ode Senegal. Allí creen que en Europa se gana el dinero de forma fácil, porque están influenciados por lo que ven a través de la televisión. Ven un nivel de bienestar y de oportunidades que allí no tienen y se vienen como sea. Este año además les ha pillado que no hay trabajo. Hemo estado de campo en campo buscando trabajo y los puestos estaban copados por quienes venían de la construcción.

-¿Con qué reflexión se queda de la inmigración ilegal?

-La sensación que yo tengo es que el impulso humano por progresar es más fuerte que las leyes. Ellos están dispuestos a arriesgarse. Les merece la pena. Confían su suerte a Alá y están esperando la recompensa a su sacrificio.

-¿Cómo han sido las condiciones en que ha estado usted?

-He estado como ellos. Sin recursos, construyéndome una choza, sin agua potable. Tomando agua de riego y recogiendo la comida de la iglesia de Mazagón. También he comprobado cómo es el trabajo de la fresa y es lo más duro que hay dentro del campo. Te desloma totalmente, con el dolor de riñones, el calor... Pero más que el dolor físico, lo que te conmueve es la experiencia de vivir de cerca el sufrimiento de los demás.

-¿Qué se queda de todas estas primeras experiencias de 21 días?

-Me quedo con cualquier personaje. Lo más gratificante es que con sólo oírles estás ayudando a los demás.

-Su programa sobre el consumo de cannabis fue el que tuvo más repercusión, por la curiosidad...

-Fue agotador porque las secuelas me dejaron muchísima ansiedad, en lugar de tranquilizarme. Se me quitaron las ganas de tomar más cannabis en mi vida.

-Le han llegado a calificar de loca por sus reportajes...

-Hay profesionales que viven más a límite cada día y tienen auténtico mérito. Piensa en los policías, en los bomberos, en una UCI infantil. Sólo hago mi trabajo.

-¿Ha sido todo más duro de lo que preveía?

-Iba preparada para que todas las experiencias fueran duras, pero también he descubierto que hay ternura y alegría dentro de la pena. La realidad más cercana y dura, por desconocida, nos da miedo. He tenido en estos meses experiencias muy enriquecedoras con las que todos aperenderíamos a ser mejores personas.

-¿Cuál será su próximo 21 días tras las vacaciones?

-Vamos a volver con la crisis. Cómo cambia la vida a cualquiera perderlo todo.

-¿Qué tal estar 21 días sin televisión?

-Sería fácil y además recomendable para todos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios