TV-Comunicación

Un millón de libras por vender su muerte

  • Una ex concursante del 'Gran Hermano' británico vende en exclusiva sus últimos días de vida

Jade Goody, una británica de 27 años que se convirtió en celebridad en el Reino Unido tras participar en el programa de televisión Gran Hermano, ha venido por 1 millón de libras (1,12 millones de euros) la exclusiva de sus últimos días de vida tras serle diagnosticado un cáncer terminal. Goody ha decidido que vivirá cara al público sus últimos días y que contará todos los detalles de su agonía a varios medios sensacionalistas. De momento, ya ha contado que se está muriendo, que antes de que llegue el momento quiere casarse de blanco con su novio y que el dinero que le van a pagar por las exclusivas lo destinará a que sus hijos, de 5 y 4 años, tengan la educación que ella no tuvo. Según su representante, no se ha barajado filmar la muerte de esta joven aunque sí se han vendido los derechos para que una revista fotografíe el bautizo de sus dos pequeños.

Su historia ha conmocionado al Reino Unido por la sinceridad que ha expresado Goody a la hora de hablar de su situación y de reconocer que cobrará todo el dinero que pueda.

Hasta el primer ministro británico, Gordon Brown, se ha pronunciado sobre este asunto y ha manifestado que "su decisión de ayudar a su familia es algo que tenemos que aplaudir". "Les deseo lo mejor a ella y a su familia, y creo que todo el país estará preocupado por su salud", añadió el político.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios