La mitad de La Mitad

  • El programa que bucea en la intrahistoria de las obras de arte, 'La mitad invisible', de La 2, prepara una segunda temporada dedicada al mundo de los sueños.

Es el actual programa de Juan Carlos Ortega (Crónicas marcianas), pero es mucho más que el programa de Ortega. El presentador, alma de los reportajes, aporta su agridulce melancolía y también entrega goterones de humor a este revés de la historia del arte. La mitad invisible es la intrahistoria de los creadores, la intimidad de los márgenes. El antes del Guernica de Picasso o de los monólogos de Gila, el genio del humor que también tendrá su hueco en la nueva temporada. De los cimientos sentimentales, escondidos, de la Alhambra a las ensoñaciones de Gaudí para trazar la Sagrada Familia. "Juan Carlos es el hilo conductor, pero tiene poderes: aparece y desaparece en el programa, mantenemos esa atmósfera algo mágica de La mitad...", detalla la realizadora, Nuria Barreiro.

Cuando se va a grabar está todo calculado, pero Ortega in situ es capaz de todo, de zambullirse vestido en el Mediterráneo, en el programa dedicado a la canción de Serrat. "Manel Arranz, actual director de programación de La 2, pensó en Ortega y él supo integrarse rápidamente en el equipo y en la filosofía del programa. Con nosotros trabaja un Juan Carlos no tan humorista como el que hemos conocido, pero sin perder su dosis de absurdo", explica Barreiro. Antes de que el ex marciano llegue al lugar han planeado el camino alguno de los cuatro equipos de producción, con muchas horas de documentación detrás en la redacción de Sant Cugat. Hay tres realizadores, cuatro guionistas, pero la química de un único cámara: Pol Graell. Y de un montador: Ramón Rull, todos dirigidos por Blanca Flaquer, de baja en estas semanas por su reciente maternidad.

"La primera entrega fue sobre la obra de Dalí en Port Lligat. Reconocemos que latía ese estilo de programa cultural de toda la vida, pero hemos ido experimentado y creando algo que se diferenciara", agregan desde el equipo. En la selección de la banda sonora pretenden ser alternativos. Iba a ser El Culturazo, una entrega diferente para un canal público que murió antes de llegar a la TDT, Cultural.es. Y es La mitad invisible, un nombre acertado para una serie que ya no puede pasar desapercibida. En internet crecen las descargas en rtve.es para contemplar un espacio de La 2 que se paladea muy bien a solas. Las propuestas de la segunda temporada tendrán un gran componente onírico en la mayoría de sus 26 entregas: La vida es sueño, Un perro andaluz, Cántico espiritual de San Juan de la Cruz, el trabajo de Miquel Barceló en la Seo de Mallorca o el premiado telefilme de Mercero La cabina. Y para que el horizonte nunca se quede corto, también habrá reflexión para una obra de arte nacional como la paella, la muestra de la mejor alquimia de la cocina.

"Tengo sed de curiosidad. No pregunto mucho, pero escucho mogollón", son las premisas que imprime Juan Carlos Ortega cuando se encuentra con testigos o con estudiosos de las obras protagonistas. "Buscamos la sorpresa, esos datos que no aparecen en ninguna parte, realmente la mitad, todo eso que queda desapercibido en las grandes obras", aprecia la coordinadora, Luz Calvo.

Volverán a recorrer media España y no les faltan temas para varias temporadas, todas las horas que restan para seguir degustando la narración de Ortega.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios