Los países nórdicos piden un código ético para Eurovisión

  • Consideran que los países no democráticos no deberían ya tener presencia en el festival

El festival de Eurovisión sigue estando en el punto de mira. Después de que países pequeños como Chipre, Bulgaria o Moldavia denunciaran supuestas irregularidades en la cita de este año, ahora son los países nórdicos los que alzan la voz pidiendo que se limite la participación de aquellos países en los que la democracia no está instaurada. Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca han realizado una petición formal a la UER para que se endurezcan las condiciones éticas de los países participantes.

A su juicio, debería elaborarse un código ético que sirviera de apoyo al actual estatuto y que reforzara el sistema de votación que se está aplicando hasta ahora, una medida que comportaría también sanciones a aquellos países que no cumplen con su compromiso ético. "La credibilidad de la UER y su legitimidad se ve socavada por varios de los miembros que son controlados por regímenes indeseables que violan la libertad de expresión y la ética periodística", resalta la petición elevada por los países nórdicos.

Esta propuesta ha encontrado rápidamente la respuesta de otros países del llamado Big Five de Eurovisión, como Gran Bretaña y Alemania, y por Austria, que aplauden la medida.

Con esta petición, países como Azerbaiyán (el anfitrión de la presente edición) y Bielorrusia quedarían en el punto de mira. Y es que, pese a que el primero es un país democrático, su actual jefe de gobierno, Ilham Aliyev, está considerado por la ONG Reporteros sin fronteras como un "depredador de la libertad de prensa".

Hasta el momento, según recoge la página oficial de Eurovisión, no se sabe si la UER tomará medidas en base a esta petición, aunque representantes del festival han dejado claro que "el espíritu de la UER es el de incluir, no el de excluir. Si politizamos el festival y excluimos a algunos países les estaremos tratando como ciudadanos de segunda clase, éste podría empezar a desaparecer. Nosotros construimos puentes entre las naciones, no los derribamos. Debemos impulsar el desarrollo de algunos países en la dirección correcta".

En cualquier caso, habrá que esperar a la próxima reunión de jefes de delegación de la UER para saber cómo reaccionarán los países miembros a esta petición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios