Un participante abandona por su grave pasado un 'reality'

  • El joven de origen suizo Cyril Jacquet, que protagonizó un espinoso incidente cuando era menor, decidió dejar junto a su novia 'La vuelta al mundo en directo' en Antena 3

Comentarios 12

"Los medios no te dejan retomar tu vida, abandonar tu pasado", culpaba Cyril Jacquet, un joven de 29 años que se ha apeado de La vuelta al mundo en directo, en Antena 3, al conocerse un grave incidente que protagonizó en 1994 cuando residía con sus padres en el pueblo alicantino de Benijófar. Cyril participaba con su novia, la madrileña Paola Alberdi, en el reality viajero que se estrenaba este domingo. La pareja regresó de tierras italianas el sábado por la mañana, al conocer la cadena el pasado del concursante que no había detallado durante la fase de casting. El joven suizo confirmó lo acaecido cuando tenía 14 años y al comprobar la repercusión que estaba teniendo la noticia dejó por decisión propia el espacio.

La renuncia, en una intervención de apenas un par de minutos, abrió la gala dominical y la pareja sólo apareció en breves escenas durante los contenidos grabados anteriormente. La vuelta al mundo en directo está producido por una joven empresa, Phileas, que afronta su primer encargo con Antena 3. Los índices de audiencia del debut no fueron especialmente brillantes, ya que la gala fue seguida por 1,5 millones (10,6 de cuota) por detrás de otros espacios de la franja como el cine de La 1, House (Cuatro) o la comedia A ver si llego, en Telecinco.

"Yo pensaba que esto podría salir a la luz por parte de algún indeseable", se quejaba Jacquet. Los incidentes mortales que le llevaron a un centro de internamiento durante tres años han sido deuda social saldada, y la Ley del Menor contempla que los hechos no son ni siquiera considerados como antecedentes. Pero los conocedores del pasado de Cyril habían mostrado su indignación en internet y aquellos hechos, relativamente recientes en el tiempo, no fueron obstáculo para que el joven quisiera participar en el programa. Su novia aseguró en la grabación ante el conductor del programa, Óscar Martínez, que desde el primer momento conocía los graves sucesos por los que había sido condenado su pareja. "Mi pasado es mi pasado y está enterrado para mí. No quiero seguir dando coba a los medios de comunicación para que me linchen", fueron las palabras pronunciadas por el concursante para despedirse del programa. Su novia fue más contundente: "me molesta mucho tener que irme porque a alguien le de la gana de meter mierda en la vida de los demás". La cadena zanjó con discreción el asunto, que fue tratado durante unos minutos en la tertulia matinal de Espejo público y del que no han hecho saña las cadenas de la competencia por ahora, aunque sí fue la comidilla de decenas de foros internautas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios