Javier Cámara

"Me siento muy a gusto con este formato"

  • El actor recupera en la serie de Antena 3 el trato directo con el público, algo que considera "gratificante y agotador".

Ha sido uno de los grandes nombres de la televisión de los 90, aunque desde hace años, demasiados para muchos, su trayectoria se ha centrado exclusivamente en la gran pantalla. Ha sido Antena 3 la que ha sabido enganchar de nuevo a Javier Cámara a la televisión, tomando como ingredientes principales de su cebo a Nacho García Velilla, director de la serie, y al público en directo de la nueva comedia, algo a lo que el actor riojano difícilmente podría decir que no. Asegura que con Los Quién se ha reencontrado con sus orígenes y que se siente muy cómodo en esta sitcom.

-¿Cómo ha sido su reencuentro con Nacho García Velilla?

-Es muy pesado (risas), es broma, está muy encima de nosotros y hasta que todos los detalles no están perfectos, no para. Justamente eso es lo que a todos nos gusta de él. Los que no le conocían también coinciden con los que ya habíamos formado parte de otras series suyas y nos dicen que están encantados con su forma de trabajar. Tiene muy claro que, si quiere algo concreto, lo persigue y, hasta que no lo consigue, no para.

-Protagoniza una serie ambientada en la década de los 80. Por aquel entonces usted era un jovencito de sólo 14 años ¿Qué recuerdos guarda de aquellos años?

-Recuerdo los 80 como unos años muy divertidos, pero había una hombreras espantosas y la gente en los programas de baile lo hacían fatal (risas). Era una época muy bonita y muy interesante, pero a la vez llena de vida. Por aquel entonces, como bien dices, tenía 14 años, estaba en mi pueblo, Albelda de Iregua, en La Rioja, y no estaba en la movida como sí que podían estar María Pujalte o Kiti Manver. Lo que sí que recuerdo son los libros de texto que se usaban en los colegios en aquella época, tanto que cuando trajeron uno de los que usa en la serie mi hija Paula (Lucía Martín) casi me pongo a llorar, como el diccionario Iter Sopena, que hacía mucho que no veía.

-Con Los Quién se recupera una forma de hacer series de televisión que caracteriza a su creador, Nacho G. Velilla, como por ejemplo, grabar con público en directo, un estilo del que usted fue testigo en series como 7 vidas. ¿Qué siente al volver a grabar con público en directo?

-En parte, elegí este proyecto por este motivo, porque me gusta mucho el contacto con el público. Me siento muy a gusto con este formato y creo que la sitcom, por regla general, es gratificante porque tiene que ver mucho con el teatro. No obstante, de Los Quién también me atrajo el reparto, el equipo, los guiones... A la hora de afrontar un proyecto de televisión, hacer una serie con público en directo es muy gratificante, pero también se había olvidado lo difícil que era. Son 60 páginas todas las semanas, durante toda ella hay ensayos técnicos, generales, pruebas de vestuario, estrellas invitadas que vienen a hacer cameos... Es muy bonito y gratificante, pero también muy agotador porque cuando hay público se te ponen los nervios en el estómago y tienes que rodar del tirón desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde un capítulo entero .

-Hace sólo una semana se produjo una de las escenas más esperadas de la serie, su reencuentro con Amparo Baró, la que fuera su madre en 7 vidas y que ahora hace el papel de una profesora de universidad que ejerció como su mentora. De nuevo se pone bajo su protección. ¿Cómo fue el reencuentro con su madre televisiva?

-Todavía estoy emocionado y espero que pueda venir a más capítulos. Como bien dices, Amparo hace el papel de mi mentora en la universidad y me reí mucho preparando el episodio porque es fantástico. Es la esencia de esa pareja que hicimos en 7 vidas, con papeles totalmente distintos, pero con referencias muy bonitas. Me encanta que venga.

-En Los Quién, se mete en el papel de Gustavo, un psicólogo ¿Se ha parado a pensar que habría sido de usted si se hubiera dedicado a la psicología?

-Pues no. No lo he pensado nunca, pero ahora que lo dices creo que habría sido un mal psicólogo. Me han dicho que empatizan mucho con los pacientes y yo me pondría muy triste con sus historias y adquiriría todas sus fobias, manías, psicopatías, etc...

- ¿Y qué tal con ha sido su relación con su hija en la ficción, Lucía Martín?

-Genial, es una preciosidad y estoy genial con ella, es un placer trabajar a su lado. Tengo que decir que he tenido la suerte de tener en esta serie un buen reparto en el que no sólo destacan los nombres conocidos como Kiti Manver o María Pujalte, sino también el resto del reparto de los más jóvenes, como Elena Rivera y Álvaro Fontalba.

-Otra de las bazas fuertes de esta sitcom es su equipo de guionistas ¿Se siente a gusto con el papel que le han diseñado?

-Es cierto que en esta comedia tenemos un gran equipo de guionistas formado por 21 personas. Es impresionante. Tocamos a tres por actor y yo quiero saber cuales son los míos (risas). Estoy muy a gusto. No sólo nos dan un extenso texto cada semana, sino que nos acompañan y nos rodean en las lecturas de guión que hacemos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios