El sonsonete del desarrollismo

  • 'Los mejores años de nuestra vida' recorre esta noche en la 1 las canciones del verano.

F. A. G.

Las divisas y la piel desnuda que traían los turistas invasores vinieron a alegrar a los españoles y a relajar algunos sacrosantos conceptos. Los baños del verano abandonaron sus puras razones terapéuticas y mientras apretaba el termómetro se ablandaba la banda sonora de la vida. El verano y sus vacaciones invitaban a pasarlo bien y esas sensaciones debían acompañarse de su ritmillo propio, blandengue, martilleante, simplón, o todo a la vez: era la canción del verano, la que sonaba a todas horas y tarareaba toda la familia. Fue uno de los 'inventos' del desarrollismo que aún sige vigente aunque, como todo está en crisis, también es un fenómeno en reinvención.

Los mejores años de nuestra vida, en La 1, presentado por Carlos Sobera, estira su presencia en la parrilla, con el calor estival encuentra su mejor acomodo y, para colmo, además aprovecha la oportunidad de hacer un homenaje a las canciones del verano de todos estos tiempos. Aunque es al argentino Luis Aguilé a quien en los años 60 se le considera el principal baluarte de "fabricar" una canción efímera para los meses de altas temperaturas, a lo largo de esa década comienzan a aflorar intérpretes cuya máxima ambición era animar los cotarros de este inmenso Benidorm que era España. La voz más clásica que surge desde los televisores en blanco y negro fue el francés Georgie Dann. Aunque ya llevaba tiempo en la brecha veraniega, se confirmó con el estreno de los caderazos de El Bimbó en Hora 14-15, en la primavera de 1974, y fue desde entonces cuando Georgie se alzó como rey de las cantinelas, por encima de los autóctonos Karina, Peret, Fórmula V, los de Eva María; o Los Diablos, los de Un rayo de sol, tal vez la canción más canción del verano con permiso de algunas de Dann. Lo de Rafaella Carrá, la más televisiva de la parentela, va más allá de la flor de un estío.

Los triunfitos que nutren los números de Los mejores años van a aliñar hoy una ensalada de estibrillos archiconocidos junto a algunos de los triunfadores recientes en el dudoso honor del latazo estival. Ahí estarán los rumanos de O-Zone, Raúl, Missiego, King África o los andaluces Las Ketchup, No me pises que llevo chanclas, Cantores de Híspalis o El Koala, el último en llegar cuando se alzó como lo más escuchado del 2006 con Opá, yo viazé un corrá. Los cantantes a la orden de Sobera preparan varias "batalla musicales" para hoy con Oh Carol, María Isabel, Rumore o Mamma María. El verano ya llegó a TVE. Impepinablemente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios