"Tengo mi 'twitter' preparado y muchas pilas para responder"

  • La presentadora está convencida de que el 'reality' logrará de nuevo revolucionar las redes sociales

El fenómeno #tróspido consiguió revolucionar hace menos de un año la red social Twitter, poniendo en el centro del huracán a ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, un programa de Cuatro en el que seis chicos acudían a buscar pareja en compañía de sus respectivas madres. Ese fenómeno se convirtió pronto en el programa revelación de la temporada y esta noche estrena su segunda edición con Luján Argüelles de nuevo como casamentera. "Estoy muy ilusionada porque veo que la gente está espectante y con ganas de pasarlo bien", dice. La periodista asturiana confía en que "las pildorillas de nuestros concursantes sigan revolucionando la red" y por eso remarca que tiene su "twitter preparado y muchas pilas para responder a todos los comentarios".

La presentadora de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? está convencida de que "este año nos reiremos más con las ocurrencias de los protagonistas" y no duda de que los chicos de esta edición "darán lo mejor de sí mismos". Pese a que conocen la dinámica del reality, Luján cree que "mantendrán la frescura de la primera temporada porque han afrontado cada situación con un talante muy positivo".

A pesar de que en más de una ocasión se ha visto en medio de guerras cruzadas entre madres e hijos por encontrar a la candidata ideal, la presentadora asegura que no se siente incómoda por ello, sino todo lo contrario. "Casi siempre me identifico más con las madres, porque van más allá y suelen pasarlo mal con las decisiones que toman sus hijos. Los chicos, por lo general, buscan pasarlo bien sin importarle qué vendrá después", dice. Y es que, si de algo presume Luján es de haber ejercido de celestina en varios programas. "Me encanta trabajar con la gente anónima. Me sorprende su entusiasmo y disfruto con cada nueva situación que se plantea porque no sabes cuál será su reacción. Y si encima hay amor de por medio, mucho mejor. Aunque no dejo de sorprenderme cuando acuden a mí para pedirme opinión sobre las chicas", comenta.

Entre sus planes de futuro bromea con que la evolución de este reality aporte otras versiones "divertidas protagonizadas por padres e hijas o madres y nueras". Aunque si se pone seria asegura que le encantaría retomar su etapa de concursos y ponerse de nuevo al frente de Password, un programa que a su parecer, "fue quitado de pantalla sin dejarnos ver lo mejor". "El programa terminó cuando se encontraba en lo más alto y no lo dejaron evolucionar. Estoy convencida de que si regresara, volvería a llamar la atención del espectador", añade.

De momento, ha vuelto a sus orígenes y ha comenzado un proyecto radiofónico con la agencia Efe, en el que realiza entrevistas en profundidad a personajes famosos y se interesa por la trayectoria personal y profesional de los artistas. "Estoy disfrutando al máximo porque son conversaciones pausadas, realizadas desde el respeto, en la que los famosos se muestran tal y como son. Sin tapujos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios