La vida es ficción

  • Calles y rincones de Sevilla acogen en estos días el rodaje de la miniserie 'Carmina' que produce Cuarzo para T-5.

"Lo hacemos con todo el respeto, lo que vamos a ver es la parte humana del personaje", subraya en varias ocasiones el sevillano Ismael Morillo, productor ejecutivo de la miniserie Carmina y que durante varias temporadas fue director de Arrayán. La ficción encargada a la productora Cuarzo (la de Ana Rosa Quintana) para Telecinco se sigue grabando en estos días en Sevilla. Carmina se estrenará en la temporada próxima y fue en octubre cuando comenzó a acelerarse un proyecto que estaba en la nevera. El hijo menor de Carmen Ordóñez, Julián Contreras, se apartó de la producción y finalmente la serie se reemprendió sin la supervisión de la familia. "Aún así, eso no significa que no tengamos en cuenta la sensibilidad de sus allegados", añade el productor. Miguel Albadalejo (Manolito Gafotas, Cachorro) fue el director fichado por Telecinco para que se encargara de esta tv movie. Jaime Palacios es el único guionista y ha trabajado la biografía con la intención de ofrecer un retrato fidedigno, pero huyendo de detalles morbosos y las polémicas que a buen seguro reclamarán los contertulios del corazón en su momento. "Esto es una ficción, no un documental", zanja Morillo sobre los comentarios que siempre despiertan estas series sobre personajes conocidos.

La miniserie resume en tres horas una agitada vida de 49 años y tres actrices se suceden en la interpretación de la protagonista: Carla Díaz, durante la niñez; Ana Caldas en la adolescencia y en los primeros años de su juventud, con su enlace con Paquirri; y Patricia Vico, de la que especialmente se deshacen en elogios quienes han visto las escenas grabadas de Carmina. Vico fue la doctora Macarena Wilson en Hospital central, homosexual, y se está afianzando como un nombre a tener más en cuenta. En esta miniserie encarna a Carmina a partir de su relación con Julián Contreras.

Sevilla será una protagonista más de la serie ya que más de 50 minutos de la ficción transcurren en exteriores de la capital andaluza, donde vivió Ordóñez la mayor parte de su vida. El equipo técnico y artístico desplazado supera las 70 personas, que en estos días encaran también las altas temperaturas. Que se lo digan también a los puñados de figurantes que han de vestir incómodas prendas de estaciones más frías y con un estilo claramente trasnochado cuando aguardan tomando un café mientras pasan los sorprendidos transeúntes. César Macarrón, que por ejemplo ha trabajado en las películas de Javier Fesser, es el encargado de la ambientación, controlando los cambios de cuatro décadas que se van sucediendo.

"Fue una mujer que idealizó a sus padres, que los quiso imitar cuando se casó tan joven, y fue a raíz de la ruptura con Paquirri cuando vivió para conocerse a sí misma", expone Ismael Morillo. En esta serie de Telecinco se quiere mostrar a una Carmina Ordóñez "transgresora y valiente", tras haber tenido una infancia en una familia muy tradicional. Todo eso, destilando "la esencia de una vida" para convertirla en una ficción entretenida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios