Andrés Roca Rey, imparable, a hombros en Mont de Marsan

Roca Rey parece imparable. Su toreo no entiende de fronteras, su arrojo no mira idiomas y sus ganas de triunfar no atienden a si es en España, en Francia o en América. El torero peruano, armado con una tauromaquia de puro arrojo y mano baja, encadenó un nuevo triunfo en la plaza de toros de Mont de Marsan (Francia), donde cortó dos orejas. Lo hizo, además, en un cartel junto a El Juli y López Simón. Los dos toreros tuvieron opción de triunfo con una corrida noble de Alcurrucén, pero el fallo con la espada les dejó sin trofeos.

En la primera de la Feria de la Madeleine, con lleno, se lidiaron toros pertenecientes a la ganadería de Alcurrucén, nobles en su conjunto. El Juli, silencio y palmas. López Simón, ovación y silencio. Roca Rey, dos orejas y ovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios