Antonio Domecq anuncia su adiós de los ruedos por motivos de salud

  • El rejoneador jerezano se despedirá el año que viene en la Maestranza tras 23 años como representante de una de las dinastías más importantes del toreo a caballo

El rejoneador jerezano Antonio Domecq ha tomado la decisión de poner punto y final a su carrera artística tras 23 años como profesional y como representante de una de las dinastías más importantes del toreo a caballo. Los motivos que le han llevado a este adiós vienen por la caída que sufrió el jinete en el 2002 cuando practicaba el acoso y derribo en una de sus fincas familiares. "'Los motivos son de salud, tras la caída sufrida en el 2002 las secuelas han ido aumentando con el paso de los años, es fundamental estar al cien por cien delante de la cara del toro y creo que ha llegado el momento de decir adiós", indicó.

La intención de Antonio Domecq es despedirse en una de las plazas donde mejores tardes ha protagonizado, la de Sevilla. "Todavía faltan unos meses para ese día y aún no se conocen los detalles de cual será el cartel de despedida. Quería Sevilla y la Maestranza para mi último paseíllo por todo lo que ha significado durante los 23 años que he estado toreando y porque es un sitio maravilloso, una plaza de primera y una afición sensacional", señaló Domecq.

La decisión tomada por Antonio Domecq no ha sido fácil, algo que ha meditado durante los últimos meses. "La verdad que ha sido muy difícil y muy meditado. El rejoneo ha sido y es mi vida. He aprendido mucho y donde he fomentado mucha afición que es lo más bonito del mundo del toro y del caballo".

Domecq va con la plena satisfacción del trabajo bien hecho y de haber sido honrado consigo mismo y su profesión. " Esto no se ha acabado. Ahora voy a seguir ilusionado con las cosas que se me vayan poniendo delante y disfrutar con los que no han podido hacer durante este tiempo como son mis hijos, mi mujer y mi familia. Siempre he sentido el cariño de los compañeros y aficionados e imagino que cuando se vaya acercando el día lo notaré aún más", concluyó.

Antonio Domecq tomó la alternativa en la plaza de toros de Jerez el 21 de mayo de 1992 de manos de su tío Álvaro Domecq y con Fermín Bohórquez y Luis Domecq como testigos y con toros de Sánchez Cobaleda. Ese mismo mes, el día 30 confirmó su alternativa en Madrid también de manos de su tío Álvaro Domecq.

La plaza de Sevilla ha sido muy importante en su carrera, puesto que en ella ha cosechado triunfos importantes, como el que tuvo lugar el 20 de abril de 1997, cuando cortó dos orejas. Ese mismo año, en la Feria de San Isidro de Madrid, también paseó dos apéndices, saliendo en hombros por la puerta grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios