Cano, cuando enfila su centenario, se recupera de un grave percance

  • El veterano fotógrafo evoluciona favorablemente tras una delicada intervención quirúrgica de cadera y ha sido trasladado al Hospital la Fe de Valencia

Comentarios 1

No hay portal ni red social relacionada con el mundo taurino donde no aparezcan palabras de aliento y ánimo para el veterano maestro de la fotografía taurina Curro Cano Canito, quien en pleno ciclo de las Corridas Generales de Bilbao, cuando iba camino de la plaza de Vista Alegre, sufrió, como consecuencia de una caída, una fractura de cadera que le ha retirado de la temporada. Cano, que desde entonces ha derrochado muestras de optimismo, intentará reaparecer en el ruedo lo antes posible, cuando se aproxima a su centenario, que cumplirá el 18 de diciembre de 2012. Cano ha sido trasladado al Hospital la Fe de Valencia, donde se recupera satisfactoriamente.

Alicantino, afable, conocedor de las entrañas del mundo del toro y del espectáculo -sería multimillonario con tan sólo haber contado un par de secretos de mitos- ha inmortalizado a las grandes celebridades del siglo XX que pisaron España con todo tipo de cámaras, desde su antigua Leika, a la que guarda un cariño especial, hasta las primeras digitales. Su reportaje de la cornada mortal de Islero a Manuel Rodríguez Manolete dio la vuelta al mundo.

Cano mantiene que los toreros que mejor han dado para la fotografía taurina han sido el propio Manolete, "por su empaque y personalidad" y al que recuerda con enorme cariño en estos días, en los que se cumplen 65 años de su muerte, y Pepe Luis Vázquez, "por su naturalidad".

Con su objetivo ha alcanzado la increíble cifra de más de un millón de fotografías. Entre los medios en los que ha publicado sus trabajos se encuentran Abc, Fotos, El Ruedo, Dígame, Marca y Aplausos. Como reconocimientos: multitud de premios y una calle en su Alicante natal.

Con Sevilla mantiene una relación especial. De hecho, desde hace unos 60 años no ha faltado a ninguna de las Ferias de Abril. Las primeras veces las recuerda junto a los toreros de la dinastía Vázquez y en las desaparecidas tertulias de Los Corales, The Sport y Gran Britz, departiendo con Belmonte, el Gallo o los Algabeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios