Chocolate, herido grave en el cuello en la plaza de Ayllón

  • El novillero madrileño fue trasladado en helicóptero al Hospital Clínico de Valladolid

La jornada, que tenía como festejo más destacado una goyesca en la localidad cordobesa de Pozoblanco -donde se conmemoraba la muerte de Francisco Rivera Paquirri, acaecida el 26 de de septiembre de 1984 por cornada-, y que se suspendió por lluvia, rozó ayer la tragedia en otra modesta plaza de un pueblo segoviano: Ayllón. El joven novillero Juan José Bellido Chocolate fue corneado en el cuello y, tras una operación de urgencia en una unidad móvil, fue trasladado de inmediato al Hospital Clínico de Valladolid en un helicóptero.

A los pocos minutos del hecho, su padre, el banderillero retirado Juan Bellido Chocolate, conteniendo los nervios, nos explicaba por teléfono: "Acaban de estabilizarlo y de taponar la herida para que no pierda sangre. Lo llevan en helicóptero a Valladolid. El novillo, que era el primero, estaba como descoordinado. Se le tiró al cuerpo, sin obedecer la muleta. Y le lanzó un viaje al cuello". Según el parte médico, firmado por el doctor Pablo Vázquez, "la cornada ha disecado la arteria carótida y la yugular interna, y ha destrozado el músculo esternocleidomastoideo. Pronóstico grave".

En el espectáculo, se lidiaron cinco novillos de María Luisa Paniagua y uno, el segundo, de Martín Cillero. Mano a mano entre Chocolate y Martín Escudero, quien en solitario tuvo que despachar el encierro tras la citada cogida. Su balance fue: palmas, oreja, dos orejas, silencio, silencio y una oreja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios