Feliz despedida en Utrera de Pepe Luis Vázquez

  • Los toros de la lidia a pie, de Juan Pedro Domecq, resultaron desiguales en su juego destacando el bravo tercero

GANADERÍA: Se lidió un ejemplar de Murube en la lidia a caballo, manejable; y cuatro toros de Juan Pedro Domecq en la lidia a pie, de juego muy desigual. Destacó por su juego el tercero de Juan Pedro, bravo en todos los tercios. El quinto también tuvo buen fondo. REJONEADOR: José Luis Cañavera, ovación; MATADORES: Pepe Luis Vázquez, silencio y oreja. Morante de la Puebla, silencio y dos orejas. Incidencias: La plaza registró un tercio de entrada en tarde-noche agradable y algo ventosa.

El veterano diestro sevillano Pepe Luis Vázquez, que cortó una oreja, se ha retirado en la tarde de ayer del toreo en la plaza de toros de Utrera, donde ha alternado mano a mano con Morante de la Puebla.

Finalmente, ambos matadores salieron en hombros en lo que fue una corrida en la que la segunda parte resultó la más interesante, con dos toros de Juan Pedro Domecq que sirvieron a ambos para mostrar su naturalidad, arte y buen hacer. Por su parte el rejoneador José Luis Cañaveral no tuvo suerte con el de su lote, un toro de Murube que ofreció escasas posibilidades y ante al que lo puso todo.

Los matadores cortaron una y dos orejas, aunque el alto contenido artístico deja como anecdótico el resultado final de triunfos en este festejo mixto de feria.

Pepe Luis Vázquez no logró confiarse con el segundo de su lote, aunque se ha despedido felizmente al cuajar una actuación inspirada y natural, llena de detalles de calidad, al tercer juampedro de la noche.

Morante ha tenido escasas opciones con el ejemplar que sorteó en primer lugar aunque pudo enjaretarle un buen puñado de verónicas.

Con el toro que cerró el espectáculo cuajó algunos muletazos de buena factura aunque a la faena le faltó unidad y continuidad. La contundente estocada sirvió para que el público pidiera y consiguiera dos orejas generosas.

La tarde la prologó el rejoneador sevillano José Luis Cañaveral, que no pasó de discreto y voluntarioso con un toro de Murube noble y manso al que le falló el motor

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios