El Juli, luxación de clavícula, y El Fandi y Manzanares, a hombros

GANADERÍA: Toros de Benjumea, el tercero como sobrero. Desiguales, justos de fuerza y sin clase. El tercero fue muy manejable. TOREROS: El Juli, ovación. Cogido. El Fandi, silencio, dos orejas y oreja. José María Manzanares, dos orejas y ovación. Incidencias: Plaza de Granada. Tres cuartos de entrada en tarde agradable. El Juli fue atendido de "luxación acromio-clavicular, de pronóstico grave".

David Fandila El Fandi, que tuvo que torear tres toros, y José María Manzanares salieron a hombros al término del cuarto festejo de abono de la Feria del Corpus de Granada, en el que Julián López El Juli fue cogido en el primero, único astado que mató, y fue trasladado al Hospital Clínico de Granada.

El Juli fue cogido en los lances a la verónica del primero y quedó muy mermado y sin poder mover el brazo derecho. Aun así, siguió en el ruedo y dio algunas tandas por el pitón izquierdo. Entró a matar con la zurda a un toro muy desrazado. Fue traslado al hospital, donde se le apreció una fuerte luxación de grado 4.

El Fandi tuvo que recurrir en su primero a una faena técnica sin posible continuidad, ante la incertidumbre de un toro que no humillaba y que se defendió. El cuarto fue un astado que comenzó protestando pero que al darle su sitio y torearlo con temple y suavidad le sirvió, lo mejor fue por el pitón izquierdo. Al sexto le hizo una faena muy variada. Lo recibió a portagayola y toreó con suavidad y mucho aguante sometiendo al toro. Estuvo espectacular y poderoso en banderillas en sus tres toros.

Manzanares supo manejar los tiempos en el tercero y templó con suavidad en las tandas, sin dejarse vencer y con momentos de toreo largo y sentidos. En el desbrozado quinto, la faena fue discontinua. El toro no tenía recorrido y tuvo que rectificar en las tandas. Y pese a torear despacio a media altura, el animal no se entregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios