Perera, dos orejas y El Cid, un trofeo en una tarde gris en Nimes

  • David Galván destaca en la novillada matinal y pierde trofeos por la espada

Miguel Ángel Perera cortó ayer una oreja en cada toro en la corrida de Torrealata lidiada ayer en Nimes. Perera logró un trofeo del buen tercero. El extremeño cuajó una faena de buen nivel ante un toro que destacó por su nobleza aunque careció de emoción. Otro trofeo sumó del que cerró plaza, un toro que no gustó en los primeros tercios. El esfuerzo del extremeño le valió para sacar una faena muy técnica.

El Cid en su primero también fue capaz de llevar la desordenada embestida de un bonito Torrealta que se venció mucho por el pitón derecho y que el de Salteras desengañó con la zurda.

El que bailó con la más fea fue Castella, le tocó en suerte el peor lote, con el que se esforzó al máximo, poco pudo hacer para calentar los tendidos, tendido algo frío con su paisano.

Por la mañana, el novillero Fernando Adrián, alumno madrileño de la Fundación El Juli, se alzó con la 50 edición de la Capote de Oro de Nîmes después de una completa actuación. Se lidió una novillada excepcional de Enrique Ponce con la que Thomas Dufau dejó patente su oficio y David Galván su proyección, que falló con la espada y perdió los trofeos, después de demostrar un gran nivel en sus dos novillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios