La Propiedad de Los Califas acusa a Chopera de tener premeditada su marcha de Córdoba

  • El consejo de administración asegura que hay varias empresas interesadas en la plaza de toros

La Sociedad Propietaria de Los Califas reiteró ayer que las condiciones que le presentó la empresa Chopera para seguir adelante eran infumables y que por ello no han podido hacer más que romper el contrato de forma amistosa, aunque el tono que utilizaron ayer los tres principales responsables del consejo de administración del coso, Tomás González de Canales, Juan Machín y Diego Jordano, fue mucho más duros que el de la semana pasada. Las críticas que han recibido desde distintos sectores después de la "espantá", como ayer llamaron a la marcha de los empresarios vascos de Córdoba, les han obligado a salir a defender una sociedad privada que como tal "se debe a sus accionistas".

Las exigencias de Chopera, para ellos demuestran, que la empresa tenía preparada su salida, según aseguró Juan Machín. González de Canales apostilló que "no es normal que una empresa tenga preparados los datos de pérdidas el mismo lunes de después de feria; eso, llama la atención". La empresa Chopera aspiraba, como señaló este diario, a un cambio en la gestión del canon, fijado en un total de 186.000 euros por año y dejar el ciclo de mayo en dos corridas de toros y una de rejones. Además, se vería la posibilidad de programar una novillada, pero esto no se aseguraba. En concreto, la empresa pretendía que se le condonada el pago este año y ver cómo se gestionaría el pago en 2013, cuando se incluiría una rebaja o la posible entrada de la Sociedad Propietaria en la gestión de la taquilla mediante alguna formula conjunta. Además, según González de Canales, Chopera propuso que la bajada de categoría porque todo sería más fácil en un coso de segunda.

Los representantes de la Sociedad Propietaria coincidieron en que el mantenimiento de la plaza de toros tiene unos gastos fijos muy elevados, que se sitúan por encima de los 120.000 euros al año. "Ninguna institución nos ha ayudado y nosotros revertimos un servicio a la sociedad cordobesa", señaló Machín, quien incidió en que la plaza está disponible para múltiples actos benéficos y para la escuela taurina desde hace 30 años. Aparte, González de Canales pidió a la empresa que "haga autocrítica y que vean si han hecho lo suficiente para llenar la plaza". En el apartado taurino, los representantes de la sociedad criticaron el toro que ha salido este año y determinadas acciones contradictorias en el montaje de los carteles. "Han dado dos ruedas de prensa donde no ha estado el consejo y de la feria nos enteramos el mismo día", señaló González de Canales.

Con respecto al futuro de la plaza, la Sociedad Propietaria espera mantener contactos con distintos empresarios durante las próximas semanas con el fin de tener algo más o menos cerrado para finales de este mes. La estrategia se desarrollará mediante contacto directo con los interesados, que, según Juan Machín, son varios. Preguntado sobre si la situación de la plaza puede echar para atrás a firmas de prestigio, Machín señaló que "siempre hay empresarios a los que les motiva de alguna manera venir a Córdoba".

Tampoco se cerró la sociedad propietaria a abrir la plaza a otras actividades como la hostelería e incluso señaló que hay proyectos y empresarios con los que se ha contactado, pero no quisieron dar más detalles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios