La feria de Vega, Talavante, Perera, Gavira y el debut de la empresa Fomentauro

  • El ciclo de festejos vive triunfos importantes todas las tardes y toros interesantes, en un abono donde la afición responde, pero no de la manera que esperaban los empresarios

La feria taurina de Algeciras 2011 será recordada por muchos motivos interesantes, sobre todo porque cada tarde sucedió algo bueno para los aficionados taurinos. Un ciclo que ha tenido varios nombres propios que han protagonizado el podium del abono. Los diestros Salvador Vega, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante marcaron la pauta de una feria en la que también han destacado las figuras del rejoneo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura y el joven novillero David Galván. Todo esto sin olvidar el aspecto ganadero donde este año se subió de manera notable la presencia del toro y donde se lidiaron toros importantes, bravos y con transmisión en la corrida de Gavira.

Pero no podemos dejar pasar que esta feria ha sido el debut de Fomentauro, la empresa formada por los algecireños José Luis Lara y Curro Mateo con la Casa Matilla, un puesta de largo donde destacó la subida de la presentación del toro de Algeciras con respecto a otras temporadas, tal y como se comprometieron. "El primer objetivo que era la presentación del toro creemos que lo hemos superado. Se ha mejorado mucho la presentación del toro y es la línea que vamos a seguir. Este es un proyecto de cuatro años y si en el primero el aficionado nota la presentación en el toro, para nosotros es una satisfacción", apuntó Lara.

Un abono que ha estado marcado por el triunfo rotundo de Salvador Vega tras cortar tres orejas el primer domingo de feria. El torero de la comarca cuajó una gran faena al quinto de la tarde, un toro de Algarra al que entendió a la perfección y al que cuajó de manera sensacional con el capote. Faena inteligente, de torero fresco y mente despejada y que disfrutó de una tarde donde afloraron muchas emociones. "Fue una tarde bonita, era el regreso a una plaza especial para mí, fue una tarde rotunda, donde en algunos pasajes me pude acercar a mi concepto, la disfruté en todo momento y sobre todo he vuelto a ser aquel niño de mis principios que tenía una gran ilusión de ser torero", añadió Vega.

Esa misma tarde también paseó un trofeo el sevillano Manuel Jesús El Cid, tras una faena medida y técnica al primero de la corrida de Algarra.

La corrida de rejones tuvo como grandes protagonistas a las dos figuras del momento, Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura no fallaron en Las Palomas, pasearon dos orejas cada uno, en un festejo nocturno donde también paseó un trofeo Fermín Bohórquez y destacó una corrida manejable del hierro familiar.

El fin de semana trajo el triunfo de Miguel Ángel Perera la tarde del sábado de feria. Perera demostró su poder y firmeza ante un toro noble de La Palmosilla, el torero pacense firmó una faena basada en el toreo de cercanías y exponiendo mucho. Gran dimensión de Perera en una tarde en la que la corrida de La Palmosilla, hierro apetecible por las figuras y que había interés por ver en Algeciras, no dio el juego apetecido. Los análisis realizados a los toros tras su muerte diagnosticaron que la corrida estaba enferma y algunos toros presentaron tumores en el hígado. "Ha sido una pena porque veníamos con mucha ilusión a Algeciras, una plaza que es especial para nuestra familia. Lo importante es que hemos identificado el problema y vamos a intentar corregirlo lo antes posible", matizó el ganadero Javier Núñez.

Y la última corrida de la feria tuvo como triunfador a Alejandro Talavante al cortar una oreja de cada uno de los toros de Gavira que lidió. El diestro pacense cuajó dos faenas interesantes, donde destacó su temple en el sexto de la tarde, un gran toro de Gavira y al que había que haber premiado con la vuelta al ruedo. Fue un animal noble, con transmisión y muy bravo. Un toro que sorprendentemente no fue premiado por el jurado del Ayuntamiento, que dejó desierto el trofeo al mejor toro. "Fue una corrida importante en cuanto a presentación, con toros de gran presencia para Algeciras, la pena fue que a Talavante no le dieran la segunda oreja del sexto, pienso que estuvo muy bien, al igual que el toro que merecía el premio de la vuelta al ruedo. Pero es normal que a Gavira se le exija en Algeciras, nosotros vamos a seguir en esta línea y estamos orgullosos de ello", apuntó el ganadero Salvador Gavira.

La tarde del domingo tuvo detalles de buen gusto de José María Manzanares en su primer toro al que le cortó una oreja. Morante no tuvo su tarde y escuchó dos broncas. Cosas de los toreros artistas.

Tampoco hay que dejar pasar por el alto el gran nivel que demostró el novillero David Galván, gran tarde del joven diestro con el capote y con la muleta, sobre todo ante un buen novillo de Camacho al que cuajó con profundidad toreando al natural. La pena es que la espada esa tarde no quiso entrar y perdió el triunfo. Una novillada en la que el algecireño Miguel Ángel Sánchez paseó una oreja.

Y en este análisis de la feria hay que destacar el festejo de promoción de la Escuela Municipal de Tauromaquia de Algeciras, una novillada en clase práctica organizada por la empresa y en la que los jóvenes valores disfrutaron de una novillada de Miguelín y del calor de los aficionados que rozaron los tres cuartos la noche del lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios