Veinte años de la muerte en Sevilla del banderillero Ramón Soto Vargas

El banderillero camero Ramón Soto Vargas era recordado ayer por los aficionados en la plaza de Sevilla, al cumplirse el XX aniversario de su muerte, que tuvo lugar en el real coso maestrante el 13 de septiembre de 1992, tras ser corneado por el tercer astado de la ganadería Conde de la Maza. Avioncito, número 5, de 458 kilos de peso, le arrolló cuando el torero yacía en la arena y le corneó. Tres horas después de la cogida, cerca de las ocho de la tarde, el cirujano jefe de la enfermería, el doctor Ramón Vila, anunciaba oficialmente la muerte del torero, debida a las heridas en el tórax, que le afectaron al corazón. Ese año, además de Soto Vargas, fue herido mortalmente en el corazón Manuel Montoliu en otro festejo celebrado en la Maestranza, el 1 de mayo .

Entre los recuerdos entrañables de Soto Vargas, nos encontramos con algunas actuaciones a las órdenes de Curro Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios