Una oreja generosa para Morante de la Puebla en la plaza de Valladolid

  • Los toros de Las Ramblas fueron desiguales, justos de presencia y de poco juego

Una oreja a una faena sin ninguna trascendencia de Morante, ayer en Valladolid, culminó una semana que, a falta de lo que suceda mañana en el cierre con la de rejones, ha estado marcada por la generosidad del tendido y la falta de rigor en el palco.

Se han jugado toros de Las Ramblas, desiguales y justos de presencia, bajos de raza y de poco juego. Primero y cuarto apuntaron más calidad, pero viniéndose enseguida abajo.

Uceda Leal: pinchazo y estocada (ovación); y estocada y descabello (ovación tras leve petición). Morante de la Puebla: estocada (oreja); y estocada (palmas). Alejandro Talavante: dos pinchazos, media y descabello (ovación); y tres pinchazos y media (silencio tras aviso).

En cuadrillas, Valentín Luján saludó en el tercero. La plaza tuvo algo más de media entrada en tarde espléndida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios