sierra nevada paraíso de biodiversidad

Chorreras del Molinillo

  • Junto a los afamados Lavaderos de la Reina o las Chorreras Negras, las del Molinillo son uno de los espectáculos más hermosos que proporciona el agua del deshielo en Sierra Nevada

Chorreras del Molinillo Chorreras del Molinillo

Chorreras del Molinillo

El espectáculo visual (y sonoro) de la primavera en nuestra Sierra tiene en las cascadas que se producen con el deshielo uno de los mayores exponentes. Hay multitud de parajes que nos ofrecen estos saltos naturales de agua. Junto al de las Chorreras Negras, que recoge el desagüe de Laguna Hondera, en Siete Lagunas, (bajo la cumbre del Mulhacén), y los afamados de Los Lavaderos de la Reina, (en el circo glaciar más oriental, bajo el Puntal de Covatillas), el de las Chorreras del Molinillo, en el nacimiento del río Dílar, es uno de los más apreciados entre los montañeros y senderistas.

El río Dílar nace a 3.000 metros de altitud en el paraje conocido como los Lagunillos de la Virgen que recogen el agua proveniente de los Tajos de la Virgen y la suman a la que recoge la Laguna de las Yeguas. En la cabecera de este río, se forman las Chorreras del Molinillo, una gran cascada de casi 100 metros de desnivel, un enorme y constante chorro de agua cayendo por una altura equivalente a un edificio de 25 pisos.

La ruta desde la Hoya de la Mora tiene 18 kilómetros y la de La Cortijuela 19

¿Cómo llegar?

OPCIÓN A: DESDE LA HOYA DE LA MORA. Partimos desde la Hoya de la Mora, a 2.513 metros de altitud, junto al Albergue Universitario. Traspasamos la barrera que restringe el paso a vehículos a motor que hay junto al Albergue Militar y ascendemos por la pista que sube hasta el Veleta, pasando por el monumento a la Virgen de las Nieves, hasta llegar al cruce que conduce hasta Borreguiles, que tomaremos. Al llegar a la zona urbanizada de esta parte de la estación de esquí (2.690 m), la atravesamos por la parte más baja, junto a la zona de restaurantes, siguiendo la carretera que se dirige al radiotelescopio y pasando junto a las dos lagunas artificiales.

Al coronar el collado, en la bifurcación, descendemos por la pista de la derecha y enfilamos el Peñón de Dílar que divisaremos en frente. Tras recorrer unos 500 metros abandonamos la pista y nos disponemos a bajar la loma en dirección al río Dílar. Un poco más adelante tenemos a nuestra vista en la distancia la impresionante cascada de las Chorreras del Molinillo, imagen que se hará más espectacular conforme nos acerquemos.

Al llegar a la base de las Chorreras (2.335 m) cruzamos el río y remontamos por una pequeña senda para acercarnos a la parte superior de la caída que nos permitirá disfrutar de una perspectiva distinta con el agua cayendo y el río Dílar hacia abajo.

Para hacer el regreso continuaremos nuestra ruta por encima de la cascada hacia el Lagunillo Misterioso (o del Cartujo), una de las lagunas con aguas permanentes de Sierra Nevada ya que se alimenta de un caudaloso manantial al pie de los cascajares de Cartuja o de los Torcales de Dílar. Parece que su nombre viene porque no se ve desde posiciones bajas y hay que subir por las veredas de los Tajos de la Virgen o el Tozal del Cartujo para divisarlo.

Una vez visitado este bello paraje, que tiene la fama de tener el agua más fría de toda la Sierra, pondremos rumbo hacia la Laguna de las Yeguas, en cuyo camino nos encontraremos diferentes lagunillos. Primero nos toparemos con un conjunto que son denominados de La Ermita y luego con otros que se conocen como Lagunillos de la Virgen. Aquí estaremos en nuestro punto más alto de la ruta desde donde descenderemos, ya por un sendero, hasta la Laguna de las Yeguas (2.895 m) y de ahí seguiremos por un sendero por el Collado de las Yeguas hasta Cauchiles y de aquí bajaremos hasta nuestro punto de inicio.

La distancia total del recorrido es de unos 18 kilómetros. La duración de la ruta, ida y vuelta, (incluidos los descansos), es de unas 8 horas aproximadamente, aunque puede oscilar bastante según la preparación física de los participantes, la presencia de neveros o el tiempo que nos encontremos. La dificultad, según el sistema internacional MIDE, es media-alta.

OPCIÓN B: DESDE EL JARDÍN BOTÁNICO DE LA CORTIJUELA. Arrancamos desde la Casa Forestal de La Cortijuela, (1.710 metros de altitud), junto al jardín botánico al pie del Trevenque. Para llegar a este punto, desde Granada, tenemos que dirigirnos al municipio de La Zubia. Atravesamos el pueblo y subimos a Cumbres Verdes, y desde aquí, tomamos la pista forestal que, tras dejar atrás la Fuente del Hervidero y el Mirador del Canal de la Espartera, nos conduce hasta el jardín Botánico de La Cortijuela. Desde aquí subimos por el tramo 1 del sendero Sulayr, que recorreremos en sentido inverso, en dirección hacia el centro de visitantes de El Dornajo. Ascendemos hasta el collado de Matas Verdes (1.890 m), algo más de kilómetro y medio. Tomamos luego una vereda en dirección al collado del Pino (2.038 m). Subimos luego por una vereda en zigzag hasta la Loma de Dílar y hacemos cumbre en el Peñón de Dílar a 2.467 metros de altitud. Descendemos suavemente y tomamos el desvío a la derecha que nos conduce hasta la Choza de Matías (2.420 m) y los Prados de las Monjas, bajando hasta el curso del rio Dílar, finalizando nuestro recorrido junto a las Chorreras del Molinillo que están situadas a unos 2.375 metros.

La vuelta podemos hacerla con una variante desde los Prados de las Monjas, bajando por la Loma de Dílar para dirigirnos en esta ocasión por la cabecera del barranco de las Víboras hacia los Hoyos de Zamarrilar para desembocar en el collado del Tejo frente al Trevenque, "el rey de la media montaña"; desde aquí nos dirigimos al collado Martín desde donde bajamos ya por la pista que coincide con la parte inicial del tramo 2 del sendero de Sulayr, que arranca en la casa forestal de La Cortijuela. E

Esta ruta circular tiene una distancia de unos 19 kilómetros, ida y vuelta, con un desnivel de 1.030 metros y una dificultad media-alta con una duración de 8-9 horas, en función de la preparación física de los participantes, las condiciones meteorológicas, la época del año y el tiempo que nos entretengamos disfrutando del paisaje y de la flora y fauna que nos encontremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios