El 'escaparate' más joven

  • La Pasarela Fortuny selecciona a los finalistas que participarán en la próxima edición del certamen internacional de moda

La VII Edición de la Pasarela Fortuny de jóvenes diseñadores, un evento que ha evolucionado edición a edición hasta convertirse en uno de los certámenes consagrados en el calendario de la moda nacional, vive su recta final. La comisión de selección se reunió ayer para elegir a los finalistas de esta última convocatoria, en la que se han admitido a concurso proyectos de todos los puntos de la geografía española, así como de estudiantes de otras Escuelas de Diseño de la Unión Europea.

Los nuevos diseñadores encuentran en este certamen uno de los pocos escaparates donde exhibir su trabajo, el cual es premiado por su originalidad y creatividad, con las que plasman su arte y estética en los diseños de pasarela.

El jurado busca "la originalidad y creatividad en las colecciones de los diseñadores"

La Pasarela Fortuny de Jóvenes Diseñadores comenzó a gestarse en el seno de la Escuela de Arte de Granada con la financiación principal de la fundación granadina Robles Pozo, como un evento profesional de carácter internacional para la promoción de jóvenes diseñadores en 2004. Un gran número de personalidades del mundo de la moda han participado en la selección de los diseñadores que mostrarán sus colecciones, entre ellos Jesús del Pozo, Enrique Loewe y David Delfín, entre otros.

El diseño también se hace notar en la arquitectura, diferentes sedes han servido de espacio para la celebración del evento, todas ellas aprovechando la arquitectura de estas, como el Palacio de Congresos, el crucero del Hospital Real y el patio central de la actual sede de Bankia, diseñada por Alberto Campo Baeza.

La moda en España siempre ha contado con grandes figuras de reconocimiento internacional indiscutible de la talla mundial como Balenciaga y Amaya Arzuaga, a las que estos jóvenes admiran y reconocen. De ahí la importancia de estos certámenes para ellos, donde encuentran un trampolín hacia el competitivo mundo de la moda profesional, al igual que los certámenes literarios impulsan a nuevos escritores. El premio, además del prestigio y la difusión conllevan 3.000 euros y una sesión fotográfica con modelos y estilistas internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios