Biblioterapia, letras antibióticas

  • El hospital Ruiz de Alda promueve la iniciativa 'La biblioteca del paciente, el Carrito de la Cultura' a la que el poeta Luis García Montero ha donado los ejemplares de sus libros

Biblioterapia, letras antibióticas Biblioterapia, letras antibióticas

Biblioterapia, letras antibióticas

Contra la soledad, la espera y en muchas ocasiones el desasosiego, las palabras y paisajes ajenos. La lectura. En un hospital no hay de nada en tanta cantidad como de todos esos ingredientes. Que los libros son y han sido siempre tanto compañeros como medicación es algo inherente a ellos mismos. Y ayer uno de los poetas más ilustres de esta ciudad y de toda su generación quiso donar los suyos a quienes necesitan la literatura para escapar de las paredes blancas que les rodean mientras están hospitalizados.

Luis García Montero acudió ayer por la mañana para hacer el acto de entrega de algunos de sus tomos en la biblioteca del hospital Ruiz de Alda, ahora inmersa en el proyecto Biblioteca del Paciente. Carrito de la Cultura, fomentada por la Agrupación de artistas plásticos y comunicadores.

Esta iniciativa tiene como objetivo propiciar la lectura tanto a pacientes hospitalizados como a los familiares que pasan tantas horas en el hospital acompañándolos. El Carrito de la cultura funciona como una biblioteca itinerante, que además de establecerse en la planta baja del centro, también recorre los pasillos y las habitaciones para ofrecer o bien los ejemplares o, si hay voluntarios, alguien que lea a los pacientes que se vean impedidos para hacerlo.

Esta biblioteca cuenta con unos tres mil ejemplares, que llegan a través de donaciones tanto de los mismo profesionales del centro como de ciudadanos. Los pacientes pueden elegir los que estén en el carrito en ese momento, o bien llamar por teléfono para pedir el que tengan en mente. El servicio funciona de lunes a viernes, en turno de tarde de 16 a 20 horas.

La directora gerente del hospital, Pilar Espejo, agradeció ayer la aportación realizada por el escritor granadino a este hospital que "además de ser parte del corazón de la ciudad y hospital regional de gran calidad científico-técnica, también debe de tratar la parte espiritual de las personas y curar desde todas las perspectivas".

Por su parte, García Montero dice apoyar este proyecto que permite "dar compañía a pacientes y familiares a través de la literatura" y "detectar a enfermos que pueden sentirse solos", lo cual es reflejo "de una sociedad que se toma en serio su hospitalidad". Para el poeta, que indicaba que "este hospital forma parte del tejido y sentimiento de la ciudad", los conocimientos científico-técnicos son muy importantes "al igual que el servicio a los seres humanos, su dignidad y sus sentimientos".

La biblioterapia es una "disciplina moderna, inscrita dentro de biblioteconomía, que emplea el libro y la lectura como agentes terapéuticos, en tanto que el vínculo entre el paciente y la lectura es una experiencia única que brinda apoyo, sosiego, entretenimiento, información y enriquecimiento personal", apuntan desde el hospital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios