Un oasis náutico en pleno Cubillas

  • La UGR dispone de un campus náutico en Cubillas

  • No solo está disponible para la comunidad universitaria, sino que es accesible para todos los amantes de la naturaleza

En pleno verano, el Pantano de Cubillas no ofrece su mejor cara, y menos si tenemos en cuenta la brutal sequía que está haciendo a los embalses disminuir semana a semana el agua acumulada. Pero en un rincón se esconde un pequeño edificio que, en colaboración con la Universidad de Granada, ofrece todo tipo de actividades náuticas -y zona de restauración- tanto para universitarios como para el resto de personas que quieran utilizarlo.

En agosto el campus se abre, como cada mes, a toda la población para ofrecer diferentes actividades como "kayak, vela ligera, windsurf o catamaranes", como explica el técnico deportivo de la UGR Rubén Sánchez.

El club náutico ya ha realizado programas inclusivos para personas con discapacidad

La única diferencia respecto al resto del año es la suspensión de talleres y cursos de centros educativos, que tienen la oportunidad durante el periodo escolar de realizar "actividades deportivas náuticas, cursos relacionados con el tema medioambiental o campamentos de verano". Este último ejemplo hizo que durante el mes de julio se desplazaran al espacio náutico hasta 3.200 niños, sumando otros 800 con los alumnos pertenecientes al campus veraniego.

Rubén Sánchez explica a este medio que los cursos relacionados con el tema medioambiental dieron "hace poco tiempo" una alegría al campus, con especial incidencia en "los talleres de astronomía, que han sido un éxito, orientando a los participantes en la lectura e identificación de las estrellas". Pero no solo ofrecen estos cursos astronómicos, sino que se han realizado " itinerarios ambientales que dieron a conocer el ecosistema, el entorno, la flora y fauna que habita aquí".

Ya hablando del ámbito náutico, además de los propios deportes en sí, Sánchez indicó que se organizan diversos cursos especiales "de bricolaje náutico o de cabullería - para hacer nudos -".

El papel de la UGR va más allá de la dotación de las instalaciones, ya que diversas titulaciones han acudido al campus náutico a realizar actividades relacionadas con el contenido didáctico de las asignaturas: "desde Ecología hasta Ciencias del Deporte", apunta Sánchez. En cambio, como el campus está en pleno funcionamiento desde el pasado mes de octubre, "no ha dado tiempo a meter más titulaciones, pero algunas en sus programas anuales como Zoología y Biología han incluido actividades en sus programas". La idea tanto de la Universidad como del Campus Náutico es incorporar prácticas a la actividad universitaria.

Además de la zona náutica y medioambiental, hay un área de aventura con un rocódromo y una pequeña tirolina, y diferentes pistas como la de tenis, que amplían la oferta disponible en este espacio de ocio. Y muy pronto se abrirá una zona de cabañas de la que aún no pueden adelantar nada al estar en construcción.

La Vicerrectora de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión, Teresa Ortega, subraya la importancia del Campus Náutico como un espacio "para todos", por lo que se ha "incluido actividades adaptadas para niños con capacidades diferentes". Esta acción, según Ortega, "no hace sino evidenciar el compromiso que tiene la Universidad de Granada con las personas".

El objetivo final del Campus, según explica la Vicerrectora, es que el Campus Náutico sea un centro "de referencia para la ciudad y sus municipios", y un punto clave para "los amantes del deporte -Ortega recuerda que ya se han organizado cuatro ediciones del triatlón y dos travesías a nado-, para los que amen la naturaleza y en definitiva, para aquellos que quieran pasar un día agradable en familia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios