Cotillón festivo con El Beso de Judas

  • El Ayuntamiento de Granada repartirá 3.500 raciones de uvas para la noche de despedida del año

Granada despedirá 2017 con una gran fiesta en la Plaza del Carmen que, un año más, reunirá a los cientos de vecinos y de turistas que eligen la capital para celebrar el tradicional cotillón. El Ayuntamiento ya ha diseñado todo el dispositivo para garantizar tanto el disfrute como la seguridad de la fiesta: se repartirán hasta 3.500 raciones de uvas de la suerte y otras tantas bolsas de cotillones para amenizar la velada y se contará, por segundo año consecutivo, con la actuación del grupo granadino El beso de Judas.

Además, las tradicionales campanadas de despedida del año podrán ser seguidas también por personas con discapacidad auditiva gracias a una proyección, a cargo de la empresa municipal de Aguas Granada, que tendrá lugar en la fachada del Consistorio. Así, según explicó ayer la concejal de Presidencia, Ana Muñoz, se ha previsto que se proyecte un racimo de gotas de agua que se moverán al ritmo que marcan las campanadas del reloj del Ayuntamiento.

La velada comenzará a las 22.30 horas con el reparto de las bolsas y las raciones de uvas de la suerte. A partir de las 23.30 horas, dará comienzo la música con El Beso de Judas para amenizar la espera de los visitantes hasta que se inicien las campanadas anunciadoras del nuevo año.

La velada, que incluirá un amplio repertorio de versiones de canciones de pop y rock nacional e internacional de las décadas de los 80 y 90, se prolongará hasta las 2 de la madrugada.

A continuación está previsto que desde la terraza del Ayuntamiento se lance un espectacular castillo de fuegos artificiales que dará luz y color a 2018 "y que podrá ser contemplado desde cualquier parte de la ciudad", tal y como avanzó la también teniente alcalde.

La concejal de Presidencia, quien animó a la ciudadanía a participar en la fiesta, informó también en rueda de prensa de la puesta en marcha de un nuevo dispositivo de Policía Local que se ha complementado por el apoyo de Protección Civil desplegando asimismo una ambulancia en un sitio próximo, Puerta Real, a la altura del antiguo Bar Suizo.

Todo ello, con el fin de dar tranquilidad a los ciudadanos y, sobre todo, garantizar la seguridad en toda la zona. Del mismo modo, el Ayuntamiento ha previsto establecer un retén del servicio municipal de bomberos.

El objetivo de todo el dispositivo de seguridad, establecido con la máxima coordinación entre todos los cuerpos, se desarrollará con un despliegue similar al utilizado el resto del año cuando se celebran grandes acontecimientos festivos que conllevan una importante aglomeración de personas. Conjugar la seguridad, la limpieza de la ciudad, el excesivo control de ruido, el aforo en los grandes establecimientos de ocio y el ambiente festivo en las propias calles volverá a ser uno de los desafíos de los responsables municipales.

De entrada, todo está listo para que Granada celebre la Nochevieja y pueda dar la bienvenida al nuevo año por todo lo alto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios