Vivir

La recompensa a la excelencia

  • La Universidad de Granada celebra este año su séptima edición unos premios que reconocen el esfuerzo académico de los estudiantes que obtuvieron los expedientes más altos en 2017

Los premiados durante el acto de celebración de los premios Los premiados durante el acto de celebración de los premios

Los premiados durante el acto de celebración de los premios / firma del fotógrafo

El trabajo siempre es recompensado o al menos así lo ha querido mostrar la Universidad de Granada al celebrar su séptima edición de los Premios UGR-Caja Rural Granada a la Excelencia Académica. En los mismos, los 28 estudiantes que al acabar el curso académico de 2017 hayan obtenido un expediente con las notas más altas, recibirán un reconocimiento dotado con 1.000 euros. Además, este año, y por segunda vez consecutiva, se ha añadido la modalidad de Investigación destinada a incentivar, reconocer y recompensar las actividades científicas de mayor calidad realizadas bajo la mano y la mirada aguda de los investigadores de la UGR, donde se premian hasta doce proyectos con su merecido reconocimiento y una dotación económica de 2.000 euros para cada uno.

El acto fue presidido por la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, y el presidente de CajaRural Granada, Antonio León. Además, también se contó con la presencia de diversas autoridades representantes de las diferentes instituciones provinciales y facultades de la UGR, además de personal directivo y del Consejo Rector de la Cooperativa de Crédito de Granada.

Ambos alabaron el enorme esfuerzo de todos los estudiantes durante su paso por las aulas de la Universidad, al mismo tiempo que pidieron que el compromiso y dedicación de los antiguos alumnos se inocule en la sociedad a través de sus conocimientos y talento en cada una de sus disciplinas en las que se graduaron. A su vez, también se hizo alarde durante el acto del valor y reconocimiento de la juventud como nueva y renovada generación capaz de afrontar antiguos y novedosos retos de cara al presente y al futuro, señalando esta voluntad frente a la típica imagen estereotipada sobre la juventud.

Antonio León también quiso destacar el papel sobre investigación e innovación realizado en una sociedad donde se pretende, entre todos, corregir las desigualdades, las injusticias, la baja moral y donde, por el contrario, se pretende fomentar con actitud y mirada crítica la constancia por cambiar lo viejo desgastado y perjudicial por valores renovados que muchas personas vienen gritando tiempo atrás. Una de las jóvenes, María del Carmen Soriano, dio un discurso en nombre de todos los alumnos premiados y Germaine Escames hizo lo mismo con respecto al profesorado.

Finalmente, la rectora Pilar Aranda, la delegada del Gobierno de la Junta, Sandra García, y el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, felicitaron y agradecieron a a Caja Rural la instauración de estos premios a la excelencia académica donde se pretende reivindicar y reconocer el trabajo y apoyo a estos alumnos en cada una de las facultades y carreras estudiadas por los mismos, así como a los proyectos realizados por los investigadores. De esta forma también se logra fomentar y dar visibilidad a la investigación y desarrollo social y económico de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios