Madinat Lawsa volvió a ser cristiana

  • Con la batalla final y el ataque de las tropas de los Reyes Católicos culminaban ayer los actos de 'Loja, Dos Reinos, Dos Culturas'

Un momento de la recreación histórica con la rendición del bando nazarí. Un momento de la recreación histórica con la rendición del bando nazarí.

Un momento de la recreación histórica con la rendición del bando nazarí. / p. castillo

Ayer domingo culminó el intenso fin de semana que se ha vivido en Loja durante estos días con motivo de la cuarta edición de 'Loja, Dos Reinos, Dos Culturas', con el que la ciudad ha regresado a finales del siglo XV, en concreto hasta el año 1486, para recrear la batalla entre las tropas cristianas de Isabel y Fernando y las nazaríes de Boabdil.

Centenares de espectadores pudieron vivir a los pies de la Alcazaba lojeña un espectacular enfrentamiento entre ambos ejércitos que culminaba con la rendición de Boabdil y la entrega de las llaves de la ciudad, Madinat Lawsa, al Rey Católico. Una recreación que tuvo de todo: armas, cañones y todos los elementos para recordar, de la forma más fiel posible, este trascendental momento de la historia.

Previamente a la batalla final ambas tropas desfilaron a lo largo del centro de la ciudad y todo el casco histórico participando decenas de personajes ataviados para la ocasión. En esta edición se ha vuelto a contar con la caballería, que le he dado más lucidez y realismo al desfile. Una vez en la Plaza de la Constitución el ejército cristiano preparó el asalto a Madinat Lawsa, donde el bando nazarí acabó por rendirse tras ser abatido por las tropas de los Reyes Católicos.

Han sido desde el viernes y hasta ayer domingo tres días intensos de historia, tradición y cultura, en los que numerosos personajes vestidos con los trajes y armas de la época han ido reproduciendo, de la forma más fiel y real posible, un momento tan importante para la ciudad así como los modos y formas de vida de las dos culturas de final del siglo XV: la cristiana y la musulmana. Para ello se ha elaborado un amplio programa de actividades que arrancó en la tarde del viernes con el desfile e inauguración del mercado Madinat Lawsa. Unos 40 artesanos se han instalado a lo largo de todo el casco histórico lojeño para traer todo tipo de productos.

También en la tarde del viernes comenzaron las animaciones con 'Los Secretos de la Corte'. A partir de ahí llegó el primer gran momento dentro de la programación de 'Loja, Dos Reinos, Dos Culturas'. Se trataba del Banquete Real de las dos Reinas, pues este año ha estado presidido por Isabel I y Morayma. Las huestes nazaríes y cristianas decidieron darse una pequeña tregua en la contienda sobre Loja para disfrutar de las mejores viandas en un gran banquete real celebrado en el Hotel Mirador. Este magnífico emplazamiento, con inigualables vistas de la ciudad, sirvió de escenario de las representaciones que la asociación cultural había preparado para esa noche.

Sus Majestades estuvieron acompañadas por algunos de los personajes que protagonizaron aquel momento histórico, como Aliatar, Gonzalo Fernández de Córdoba 'El Gran Capitán' o el rey Fernando, entre otros. Un año más y, como viene ocurriendo desde la primera edición, el grupo recreacionista Battle Honours acompañó el banquete. Tampoco faltó la música, también de la época medieval, interpretándose durante toda la noche las canciones de entonces así como el baile real.

El sábado, tras la apertura del mercado de artesanos, hubo tiempo para los más pequeños con la realización de un taller de esgrima así como un cuentacuentos. También se ha desarrollado la Ruta Gastronómica de las Dos Culturas.

La tarde contó con una intensa programación que incluyó juegos medievales y varias animaciones teatrales como ¿Dónde está mi flecha?, Madinat Lawsa se resiste o Aixa y Morayma. Dos mujeres, un amor, así como la recreación de lizas por el grupo Battle Honours.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios