Optimismo con 'matices' en el cierre del Corpus

  • Los caseteros valoran positivamente la feria aunque siguen reclamando mejoras

  • El Ayuntamiento destaca, por su parte, la "conjunción" entre Almanjáyar y el centro

Hierros chocando, carpas cayendo y farolillos en el suelo. Termina el Corpus y empieza la vuelta a la normalidad en el recinto ferial de Almanjáyar, que ayer se llenó de operarios y socios de las casetas dispuestos a convertirlo en poco tiempo nuevamente en un solar en una explanada. También en la zona de los columpios, donde los dueños de las atracciones tienen ante sí la ardua tarea de volver a despiezar las atracciones y meterlas en los trailers cual piezas de un rompecabezas.

Es por tanto hora de hacer balance. En una feria que contó con 71 casetas -incluyendo las de servicios- entre federadas y no federadas los números seguro que no dejarán indiferente a nadie. Unos números, eso sí, que a buen seguro van a estar marcados por el sol asfixiante que ha asolado estos días la capital, y que han restado gente al Corpus sobre todo en las horas más fuertes del mediodía. La tardanza en llegar este año la semana grande de Granada también ha contribuido a que mucha gente estuviera a las puertas de las vacaciones o directamente aprovechando los fines de semana para bajar a la playa.

La postal ayer, sin embargo, reflejaba otra cosa muy distinta a la de los días anteriores. Una mañana cubierta y una tarde completamente encapotada en la que han caído algunas gotas. Si las temperaturas llegaron a los 40 grados centígrados en la mayoría de jornadas en el ferial, ayer los termómetros marcaban los 36, y con una sensación térmica muchísimo más agradable. Algo que seguro han agradecido quienes se han tenido que emplear a fondo sobre el albero mojado del recinto.

Tanto el presidente de los caseteros, José Manuel López-Barajas; como la primera teniente de alcalde de Granada, Ana Muñoz, hicieron una valoración "positiva", aunque con matices en el caso del primero, de lo que ha dado de sí este Corpus 2017. López Barajas adelantó que "con el calor que hemos tenido, que las casetas hayan estado con los socios comiendo a mediodía es muy buena noticia". "Había una expectativa muy grande de gente de Granada, aunque tampoco nos han ayudado determinadas informaciones e imágenes de la feria desierta", comentaba el presidente, quien asegura que "el que es casetero sube pero el que no nada".

Barajas celebró la ausencia de incidentes y peleas graves, al tiempo que volvió a mandar una airada crítica al equipo de gobierno y el resto de grupos del Ayuntamiento. "Por suerte no ha pasado nada a pesar de todo lo que hemos tenido enchufado en la feria. El Ayuntamiento tiene que ver que en un año como este las casetas llevan más vatios enchufados. Las cajas están fuera de toda normativa, porque están abiertas y no cerradas. La gente de los catering estaban muy preocupados y, por desgracia, hay que pedir un año más a todos los partidos que busquen la solución que sea para poner el ferial en condiciones".

Al mismo tiempo Barajas reiteró que se mandará un escrito al alcalde con copia al gerente del ferial en el que los caseteros valorarán lo que han sido estos días. "Nuestras relaciones con la actual corporación son buenas y no hay ningún problema con ellos; pero sí es verdad que Granada no se merece este ferial", finalizó.

Por su parte, Ana Muñoz destacó que "todo se ha desarrollado con normalidad y ha habido mucha afluencia de gente tanto al ferial como a la feria de día pese a las temperaturas". "Se han cubierto las expectativas con las actividades. Anoche (por el sábado) el cierre del Corpus con las cuatro bandas fue muy bonito y ha habido una buena conjunción entre el centro y Almanjáyar", ponderó.

Muñoz también festejó que no haya habido "ningún tipo de incidente". "Todo se ha complementado y niños y mayores se han divertido", resumió la edil. Respecto a los arreglos en el ferial, Muñoz recalcó que se ha hecho ya un esfuerzo el año pasado y este para mantener dentro de las posibilidades unas condiciones que nunca van a ser las óptimas", resaltando la reducción de albero y el aumento de la vigilancia. Sobre la experiencia de la feria en el centro, la primer teniente de alcalde trasladó la satisfacción del equipo de gobierno y la intención de repetirla el año que viene. "La programamos (la feria en el centro) para complementar, no para competir con Almanjáyar y no se han estorbado para nada", zanjó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios