Rumbo a la Antártica para estudiar su actividad sísmica

  • Un equipo internacional de científicos, entre ellos de la UGR, desarrolla el proyecto 'Bravoseis' en el Estrecho de Bransfield

La Universidad de Granada continúa su programa de colaboración en investigaciones internacionales con una expedición a la Antártida en la que se pretende estudiar la actividad sísmica del continente. El proyecto, de nombre Bravoseis analizará la sismicidad de la cuenca Central del Estrecho de Bransfield y los trabajos se extenderán hasta el próximo 7 de marzo.

En el equipo internacional de trabajo se encuentran los investigadores de la Universidad de Granada y del Instituto Andaluz de Geofísica, Enrique Carmona y Francisco Carrión, junto con Daniel García y Rafael Abella del Instituto Geográfico Nacional. El profesor de la UGR y miembro del Instituto Andaluz de Geofísica, Javier Almendros González, dirige el proyecto.

En la investigación se instalarán estaciones sísmicas en tierra alrededor de la cuenca, en diferentes islas del arco de las Shetland del Sur y de islas cercanas a la Península Antártica, como Astrolabio o Torre. Con estas se pretende profundizar en el estudio sísmico del continente artártico. Si todo va bien, los trabajos no se extenderían más allá del 7 de Marzo, cuando se podrán estudiar los datos recibidos por las estaciones.

La zona del Estrecho de Bransfield es una región antártica situada al sur del cabo de Hornos, cruzando el paso Drake, también conocido como mar de Hoces. Se encuentra entre la Península Antártica y el archipiélago de las Shetland del Sur. Una zona en la que las placas tectónicas Sudamericana y Antártica, junto con las microplacas de Scotia, Phoenix/Drake y la de las Shetland del Sur están interactuando entre sí. Esto hace de la zona un lugar de especial interés para los científicos especialistas en la sismología.

Bravoseises un proyecto de carácter internacional en el que participan investigadores de centros de Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos, España, Italia y Reino Unido. Estos científicos poseen especializaciones diferentes aplicables al ámbito en el que se va a desarrollar el proyecto, como la sismología volcánica, sismología marina, vulcanología o geofísica. El Ministerio de Economía y Competitividad también apoya el programa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios