SUBURBIA: arte abierto a las calles

  • Abre un nuevo espacio cultural para conectar a artistas emergentes y consagrados en el casco histórico

1. La exhibición 'Hunting the Barong' de Robert Pettena se podrá visitar hasta el 18 de junio de 2017 2. El director de Suburbia, Francesco Ozzola, en el interior del local cultural ubicado en la plaza de la Encarnación en el casco histórico. 1. La exhibición 'Hunting the Barong' de Robert Pettena se podrá visitar hasta el 18 de junio de 2017 2. El director de Suburbia, Francesco Ozzola, en el interior del local cultural ubicado en la plaza de la Encarnación en el casco histórico.

1. La exhibición 'Hunting the Barong' de Robert Pettena se podrá visitar hasta el 18 de junio de 2017 2. El director de Suburbia, Francesco Ozzola, en el interior del local cultural ubicado en la plaza de la Encarnación en el casco histórico. / Fotos: María de la cruz

En una ciudad con un potencial artístico impresionante sorprende la escasa capacidad para dar salida a las obras de los artistas emergentes que estudian en centros de referencia. Las titulaciones están ahí pero, al finalizar los estudios, la pregunta que se repite una y otra vez es: ¿y ahora qué? Numerosos artistas emergentes deciden poner tierra de por medio y probar en otras ciudades. Pero también hay quien decide darle una oportunidad a la ciudad. Es el caso de los creadores de Suburbia un espacio abierto que pretende aunar a creadores, periodistas y público en un local en e casco histórico.

La propia definición de este centro de arte emergente ubicado en la plaza de la Encarnación dice mucho sobre sus intenciones. Suburbia ha venido a abrir las puertas a todos aquellos que deseen acercarse al arte, a la creatividad en todas sus expresiones ya sea para contemplar una obra o para exponerla. "Suburbia nace de la firme creencia de que el futuro de la sociedad y de las ciudades está ineludiblemente ligado al desarrollo creativo y cultural de las mismas", explica el director del espacio creativo, Francesco Ozzola, que remarca la importancia de los centros urbanos culturalmente activos hacen de ellos lugares mejores para vivir, trabajar y divertirse y a su vez, la generación de estímulos culturales hace de sus ciudadanos personas intelectualmente activas, más preparadas y flexibles, para afrontar los cambios y evoluciones de una sociedad cada vez más global y en constante evolución. Así, Suburbia es una iniciativa de colaboración, un espacio de exposiciones, conferencias y talleres, una realidad innovadora, que se convierte en foro para intercambiar ideas, proponer soluciones y activar la creatividad. "Nos hemos juntado varios socios para crear un espacio donde acoger iniciativas culturales", explica Ozzola en la sala donde hoy está expuesta una instalación de Robert Pettena que, sorprendentemente, se puede tocar. "Hemos organizado tres catas de vino en torno a la obra, también tuvimos una actuación de Luis Arronte", detalla Ozzola natural de Florencia, que vive en Granada desde hace tres años y cree firmemente en las posibilidades de la capital para afianzar este proyecto cultural. Ahora, lo que buscan es hacer talleres, fomentar la teoría del arte, poner en contacto a comisarios, periodistas, e incluso mecenas, para impulsar la actividad artística en la capital. "En Granada hay muchos recursos y sin embargo está todo muy parado", lamenta Ozzola que recuerda que Suburbia ha nacido en el corazón de un barrio histórico para trabajar de forma independiente con la libertad que ello implica y el convencimiento de que determinadas exposiciones pueden suponer un valor añadido para los viajeros que visitan Granada. "Aquí puede venir todo el mundo. Suburbia está abierto a todo aquel que desee participar".

Es espacio está abierto a la ciudadanía, a quien quiera conocer las obras o presentar proyectos

Todo esto lo cuenta junto a la exhibición Hunting the Baron de Robert Pettena que alude a la novela de Italo Calvino, conocida en español como El Barón Rampante y que trata sobre un hombre, el Barón, que decide dejar la ciudad para vivir en los árboles. Así, Jungle Junction es una instalación que muestra un bar construido con árboles y tableros, "que pone de manifiesto la fascinación que sienten los urbanitas al encontrarse en un entorno natural del que han sido alienados".

Es una reflexión sobre la relación entre el paisaje urbano y rural y la percepción de los mismos. Y, en las imágenes que acompañan la muestra se ven los ejemplos de la conquista de la naturaleza sobre espacios construidos por la mano del hombre que, al igual que ocurre con Suburbia ubicado en un barrio del centro de la capital, irrumpen para cambiar la realidad que les rodea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios