igualdad

Tecnología, en femenino singular

  • La ETS de Informática acoge una nueva edición del Campus Tecnológico para Chicas, con 39 participantes

Las estudiantes del Campus Tecnológicos para Chicas, ayer en la Escuela de Informática y Telecomunicaciones. Las estudiantes del Campus Tecnológicos para Chicas, ayer en la Escuela de Informática y Telecomunicaciones.

Las estudiantes del Campus Tecnológicos para Chicas, ayer en la Escuela de Informática y Telecomunicaciones. / pedro hidalgo

Brecha digital de género. Cuatro palabras y una realidad. A las mujeres no les gusta -o se dice que no les gusta- la tecnología. "Los clichés" son uno de los motivos que, según explicó ayer el director de la ETS de Informática y Telecomunicaciones de la Universidad de Granada, Joaquín Fernández Valdivia, explican que el porcentaje de alumnas sea en su centro muy inferior al de alumnos. Con el fin de atraer talento femenino la Escuela puso en marcha ayer una nueva edición del Campus Tecnológico para Chicas, en el que participan este año 39 jóvenes, estudiantes de Secundaria y Bachillerato. El objetivo es 'engancharlas' y queda claro que queda camino por andar.

"Siempre me ha interesado la tecnología", reconoce Lucía Muñoz, estudiante de tercero de Secundaria. Asegura que todavía no sabe hacia dónde encaminará su futuro profesional. Su otra opción es Veterinaria. La Arquitectura es la vocación de otra de las participantes en el Campus, Laura Moreno. Clara Berenguel reconoce que le gustaría Medicina. ¿Por qué no les gusta a ellas la tecnología? "Creo que a las chicas les gustan menos los ordenadores o tienen miedo..." por la dificultad de las asignaturas con las que se van a encontrar.

La iniciativa pretende atraer talento femenino a las titulaciones tecnológicas

Ellas van a letras, Ciencias Jurídicas o Sociales o las titulaciones sanitarias. Lo dicen las estadísticas que esgrimió el director de la Escuela en la inauguración del campus. Cristina García reconoce que en su clase de Bachillerato tecnológico sólo hay dos chicas. Pero también reseña que sólo tienen dos compañeros. Hay pocos alumnos, en general, que se interesen por la tecnología. "Se supone que es más difícil" y eso es suficiente para ahuyentar vocaciones y dejar escapar una carrera que presume de buenas salidas profesionales. Fernández Valdivia aseguró que en la Unión Europea quedarán sin cubrir 900.000 puestos de trabajo por la falta de personal cualificado en las áreas tecnológicas. De esas vacantes, unas 100.000 se registran en España, donde también es difícil encontrar personal suficientemente cualificado. "Existe un gran futuro profesional" en el campo de la tecnología que debería ser suficiente acicate para motivar a las futuras universitarias. Sin embargo, la menor presencia de las mujeres "sigue siendo notoria". Sólo el 19% del alumnado en las carreras técnicas es mujer.

La tradición, los tópicos y los ya referidos clichés están detrás de estos datos, según Fernández Valdivia. "Uno de los mayores malentendidos es que creen que deben pasar todo el día delante del ordenador", que posiblemente cobren menos que sus compañeros por el mismo trabajo o que disfrutarán de menos tiempo libre para formarse. Este listado de inconvenientes pesan a la hora de que las mujeres se incorporen a las carreras técnicas, que registran una "alta tasa de abandono" por parte de las estudiantes, según Fernández Valdivia. "Es más probable que sigan si se les muestra que éste puede ser un trabajo en equipo", indicó el responsable de la Escuela, que destacó el esfuerzo que se hace desde la Universidad para hacer "más visibles" a las científicas. Él mismo enumeró un listado notable de aportaciones realizadas por mujeres en el campo de la informática. La primera computadora, el ENIAC, fue desarrollada a raíz del encargo del Ejército de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial por un equipo en el que participaron 80 mujeres y dos hombres. Fueron ellos los que se llevaron los titulares, la gloria y el reconocimiento por sus avances.

La vicerrectora de Responsabilidad Social, Inclusión e Igualdad, Teresa Ortega, comparó los datos aportados por Fernández Valdivia con otros. Ellas son mayoría en los estudios de grado. Acceden a la Universidad con mejor nota media que sus compañeros y salen con mejores calificaciones tras cursar sus estudios de grado. "En el siglo XXI todavía nos movemos por roles de género, algo que es difícil de cambiar", reconoció Ortega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios