aventura

Volar no es solo cosa de pájaros

  • La Asociación de Veteranos Paracaidistas de Almería y Granada volverá a realizar un curso en modalidad de salto automático en la escuela de ubicada en Córdoba

Volar no es solo cosa de pájaros Volar no es solo cosa de pájaros

Volar no es solo cosa de pájaros

Sobrevolar el cielo ya no es cosa solo de pájaros. Multitud de civiles, enseñados por veteranos y profesionales del paracaidismo, tuvieron la oportunidad de vivir una nueva experiencia llena de adrenalina. El pasado mes, se realizó el primer curso de paracaidistas civiles, en la modalidad de salto automático.

La iniciativa fue organizada por la Asociación de Veteranos Paracaidistas de Almería y Granada, presidida por Manuel Caravaca Núñez. La actividad contó con un gran éxito y se llevó a cabo en la escuela de paracaidismo de Córdoba. El curso estuvo compuesto por nueve hombres y una mujer. Gema fue la primera chica de Almería que realizó el curso.

Los paracaídas empleados constan de un dispositivo de apertura automática, es un aparato de seguridad pasiva que se emplea normalmente en este deporte para abrir el contenedor del paracaídas del saltador en caso de que éste se encuentre inconsciente, herido, desorientado, o a una altura por debajo del límite seguro de apertura del equipo. Gracias a ello, los participantes pueden experimentar el salto individual, sin la preocupación de tener que activar ningún sistema y vivir así una experiencia llena de adrenalina.

A una altitud de 1.200 metros, los asistentes, tras previa preparación, realizan el salto desde una avioneta.

Un amplio grupo de profesionales, compuesto por los miembros de la asociación y monitores del Paraclub de Córdoba, son los encargados de que se vuelva a realizar el próximo 15 y 16 de septiembre el segundo curso y de que todos los partícipes disfruten.

El primer curso contó con la participación de una mujer y para este segundo ya son tres las valientes que se suman.

Cada vez existe un grupo más amplio de personas que necesitan desconectar de su rutina y sentirse vivas. Para algunos, tirarse en paracaídas, es la mejor manera de conseguirlo.

Entre los objetivos que se pretenden obtener, es ofrecerle la oportunidad a los jóvenes, que no cuentan con una amplia formación en paracaidismo, disfrutar de esta actividad de una manera divertida y segura. De igual manera, gracias a iniciativas como éstas, tanto la asociación de veteranos paracaidistas de Almería y Granada como el Paraclub de Córdoba, aumentan de prestigio por la labor llevada a cabo.

Una manera diferente de hacerle llegar a un gran número de personas, que no se hayan atrevido antes a saltar, este deporte.

Sin duda una de las actividades más vistosas entre las de aventura. Las imágenes aéreas impactan rotundamente tanto entre quienes practican como entre quienes presencian estas actividades.

Todos los interesados en realizar el próximo curso podrán contactar con la asociación de veteranos paracaidistas de Almería y Granada. La actividad cuenta con grupos de diez personas y todavía quedan plazas para esta experiencia que dejará a más de uno sin palabras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios