120 años endulzando Granada

  • Casa Ysla celebra en el Carmen de los Mártires su aniversario con un acto al que acuden representantes políticos así como proveedores, clientes y amigos de la empresa santaferina

Comentarios 1

No todos los días una empresa cumple 120 años al servicio de sus clientes. Por ello, Casa Ysla, conocida por su famoso pionono, quiso devolver ayer el cariño que toda Granada le ha brindado durante más de un siglo de vida con la celebración de su 120 aniversario. El acto, que se celebró en el Carmen de los Mártires, contó con la presencia de autoridades tanto de la capital como de Santa Fe, donde nació la Pastelería Isla, así como de proveedores, clientes y amigos que no quisieron perderse esta efeméride.

Entre otras autoridades, acudieron el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, así como su homólogo en Santa Fe, Manuel Gil; Sandra García, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada y Trinitario Betoret, presidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo. El objetivo de Casa Ysla con este evento fue agradecer el apoyo que toda la provincia le ha ofrecido durante todos estos años. La empresa ya celebró con la ciudadanía el cumpleaños invitando a los granadinos a degustar una sabrosa tarta de piononos de 800 kilos, la más grande del mundo de este típico producto en pleno corazón de Granada, concretamente en la Plaza del Carmen, el pasado 21 de febrero que congregó a más de 4.000 personas.

Esta vez se quería hacer un acto más institucional, que arrancó con un discurso de un emocionado Ramiro Isla, uno de los responsables de la empresa santaferina, que agradeció el trabajo "de mi abuelo, mi padre, mi mujer que tanto me empuja, mi hermano, mis sobrinos y por supuesto los trabajadores que tanto han aportado y a los que tanto les debemos para poder cumplir 120 años de existencia". Para cerrar, deseó que cuando Casa Ysla cumpla 150 años "haya alguien presente de la familia Isla".

También intervino el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que manifestó que "hay muchas razones para sentirnos orgullosos de Casa Ysla, porque es una seña de identidad de Granada y provincia. Es un ejemplo de desarrollo y evolución de negocio que parte de una estructura familiar que va creciendo y pasando de padres a hijos". A su vez, Manuel Gil, alcalde de Santa Fe, apuntó que "tanto a nivel personal como institucional tenemos una excelente relación con Casa Ysla, que para nuestra localidad es fundamental porque necesitamos de su liderazgo para el crecimiento de las empresas santaferinas, y más ahora con la Oficina de Estrategia, Planificación y Desarrollo que hemos puesto en marcha".

También tomó la palabra Trinitario Betoret, que destacó la imagen que tiene la empresa "tanto en la ciudad como en la provincia y el resto del país por hacerse a sí misma y por modernizarse e innovar con el paso del tiempo". Para el presidente de los empresarios de la hostelería "Ysla es un ejemplo para todos porque sigue manteniendo la esencia y conserva los valores que le han hecho grande".

Por último, Sandra García no quiso dejar pasar la oportunidad de darle la enhorabuena a la familia Isla por "crear durante tantos años empleo, innovar y generar una marca turística potente para la provincia. Y es que todo el que piense en un producto dulce de Granada lo hace con el pionono en su mente".

Todos ellos recibieron un recordatorio muy original consistente en una cuadro con cuatro piezas del suelo de los cuatro obradores que ha tenido la empresa en estos 120 años en los que ha endulzado nuestra provincia con sus productos de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios