Vivir

Una dosis de inclusión hecha a mano

  • Asprogrades presenta en una muestra los trabajos de los usuarios de sus centros para personas con discapacidad

  • Este año recuerda a su anterior presidente, Cándido González de Lara, fallecido en febrero

Una dosis de inclusión hecha a mano Una dosis de inclusión hecha a mano

Una dosis de inclusión hecha a mano

Hay muchas maneras de comprender qué significa una discapacidad. Pero quizá, para hacerlo, lo primero e imprescindible sería aproximarse, en definitiva, empatizar. Ese, entre muchos otros, es el objetivo de Asprogrades, asociación a favor de las personas con discapacidad intelectual de Granada que, en el día de ayer, inauguró la vigésima edición de la Muestra de Trabajadores Artesanales, donde cada año se muestra la labor de sus integrantes en los cuatro talleres que la asociación tiene actualmente en la provincia.

Se trata de una edición especial en la que se le rinde homenaje al recientemente fallecido Cándido González de Lara Garrido, el que fuera vicepresidente de la asociación y cuya foto preside la sala que se ha habilitado para la muestra en la Fuente de las Batallas.

Así lo quiso reflejar Antonio García Angulo, actual presidente de Asprogrades, en la inauguración del recinto, junto al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, y la diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa.

En su intervención Angulo recalcó la importancia de la muestra como reflejo de "la capacidad de los discapacitados" y señaló el desempeño de los casi 150 trabajadores que han elaborado los trabajos expuestos en la muestra cuya labor, relató, "constituye el alma de la asociación".

Entre los proyectos de futuro que la asociación granadina tiene por delante se encuentra la creación del nuevo Edifico Realidad 2011, cuya función principal será la de acoger en residencia a personas gravemente afectadas por discapacidad psíquica. El proyecto se encuentra actualmente sujeto a la captación de recursos.

A este respecto Olvido de la Rosa señaló que " la financiación que parte de la Diputación es una de las más elevadas, alcanzando casi el millón de euros" lo que demuestra "su compromiso con la visibilidad de los discapacitados".

Francico Cuenca reivindicó la necesidad de crear espacios de desarrollo laboral para una verdadera inclusión en la sociedad, como ya ocurre con los talleres del Ecoparque, situado en el polígono del Florío, cuya existencia supone una doble ayuda al funcionar como punto limpio.

Además de la ayuda institucional, la labor de los voluntarios y los profesionales que trabajan suponen el motor de la asociación. Cuando pensamos en la discapacidad, los modelos que podemos tener en mente se constituyen siempre desde una imagen dependiente, cuya base es real, pero no por ello ha de significar que hablemos de personas impedidas a la hora de hacer una vida normal.

"Hay que darle una vuelta al concepto. El objetivo debe ser hacer conscientes, tanto a ellos mismos como la sociedad, de que hablamos de ciudadanos de pleno derecho. Focalizar en sus cualidades y capacidades, que son muchas, y no al contrario" cuenta Yolanda Moreno, directora de uno de los centros. "Se trata de crear un entorno que propicie su capacidad de autodeterminación y mejorar así su calidad de vida. Pero para eso se necesita visibilizar la situación y contar con unos recursos que, a pesar del impulso y el esfuerzo en los últimos años, aún son muy escasos", agregó. Parece evidente, queda trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios