Un estreno que bien vale una copla

Un estreno que bien vale una copla Un estreno que bien vale una copla

Un estreno que bien vale una copla / reportaje gráficO: carlos gil

Un palacete reformado en la Carretera de la Sierra con el nombre de una de las coplas que más veces se han cantado: María de la O, de la absoluta Marifé de Triana, sólo podía albergar un restaurante de raza y poderío. Bajo el auspicio de la marca Abades, este recinto que canta desde sus paredes eso de "para mis caprichos monedas/ Y para mi cuerpo lucirlo mantones bordados, vestidos de seda" -las letras están pintadas en algunas de sus paredes- fue inaugurado la noche del jueves ante 400 testigos y personalidades de la vida social, política, cultural y empresarial de Granada.

El despliegue que tuvo lugar en forma de cóctel tuvo como motivo no solo la puesta de largo del precioso recinto, sino también la presentación de "un nuevo concepto gastronómico".

SugerenciasBrocheta de ave crocanti y pulpo asado con salsa de pimentón y hummus

Según la empresa, este restaurante está llamado a convertirse en "uno de los buques insignia de la nueva gastronomía de la capital nazarí". Desde luego el entorno le acompaña: dividido en dos edificios, el del palacete y otro para de tres plantas para los comedores, el María de la O también se ofrece como lugar donde celebrar reuniones íntimas acompañadas de una buena comida.

El responsable del establecimiento, Julián Martín, fue el primero en intervenir y, tras enumerar las opciones que presenta el nuevo espacio, destacó que "esta iniciativa supone más calidad, más servicio y más innovación en el sector turístico de Granada para hacerla más competitiva y proporcionarle más alicientes para convertirla en un gran destino turístico".

De otro lado, el alcalde, Francisco Cuenca, tomó la palabra a continuación y agradeció públicamente el proyecto, destacando "la suma que la iniciativa privada proporciona a la ciudad nazarí".

En definitiva, María de la O se trata de un espacio definido como nuevo concepto gastronómico donde poder tomar copas, degustar la llamada "cocina con criterio". La oferta gastronómica que presenta el establecimiento se basa en un concepto nuevo de la cocina que, como al chef del restaurante, Chechu González, le gusta denominarlo, se trata de un gastronomía con criterio, que supone un avance en la cocina creativa, un gran trabajo de documentación y un estudio de cada uno de los ingredientes que conforman los platos de la carta.

Los platos son unos mosaicos compuestos de elementos muy elaborados que buscan sorprender a los comensales. Esa trabajada cocción de cada uno de ellos, combinando técnicas tradicionales y las más novedosas, es una de las claves que facultan a María de la O como "el espacio gastronómico más innovador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios