Una generación marcada por el fenómeno 'OT' (de nuevo)

  • Unas 2.000 personas acuden a la firma de discos de los ex 'triunfitos' Nerea, Juan Antonio y Mimi en Granada

Amaia de España, Ana War La Bikina, Sapoconcho. A todos -o casi todos- les suena de refilón los sobrenombres e, incluso, ha oído hablar de ellos en los últimos tres meses. Son las nuevas Rosa de España, las nuevas Chenoas, los nuevos Bisbales. Los jóvenes de hoy no forran sus carpetas con sus caretos, ni compran fotografías suyas en los quioscos, pero suspiran por un selfia su lado y comentan 24/7 los movimientos de cada gala, cada pase de micros, cada beso, en las redes sociales. La última edición de Operación Triunfo no sólo ha batido récords de audiencia, sino que está en boca de todo el mundo -todo el rato-. Granada acogió ayer una de las tres firmas de discos de ex concursantes del programa en Andalucía, y como era de esperar, ésta revolucionó la ciudad. Alrededor de 2.000 personas se citaron en el Kinépolis Pulianas. Algunos llevaban haciendo cola desde las 7:30 de la mañana. "No sabía que esto movieran tantas masas", afirmaba una señora atónita mientras miraba a decenas de seguidores corear La Bikina.

Algunos asistentes no sólo madrugaron para que los ex triunfitos Mimi, Juan Antonio y Nerea les firmaran un disco recopilatorio con las mejores canciones de las galas, sino que se desplazaron desde otras ciudades. Fue el caso de Inés, natural de Jaén, que convenció a su madre para que cogiera el coche a las ocho de la mañana y la trajera hasta aquí. "Mi favorita es Mimi. Me gusta todo de ella, sobre todo cómo canta", reconoció la joven ataviada con una camiseta de Stranger Things. Precisamente, la aspirante madrileña que se ha criado en Granada -Mimi- dedicó unas palabras a sus paisanos: "He estado en muchos, pero no me he emocionado tanto en una firma como hoy. Sois una pasada. El arte que tenéis aquí para decir las cosas no es normal. ¡Como Graná no hay nada!", exclamó emocionada.

Elena Sánchez, una joven granadina que estudia en el conservatorio, comentaba una de las claves de OT: "Lo que me gusta del programa es que si te gusta la música, en su faceta de canto, te enseña muchísimo porque el estar retransmitiendo las clases de canto con Mamen, de interpretación con los Javis y todo eso, te hace aprender a ti también y eso a quienes estamos estudiando música también nos ayuda".

Un grupo de adolescentes minutos después daba con otra de las claves del OT: "Son de verdad. No es Gran Hermano, es otra cosa. Ellos nos representa, como el beso entre Raoul y Agoney en el escenario". Muchos no saben si la clave del programaes cuestión de autenticidad o de nostalgia, pero lo que sí se sabe ya es que hay una generación marcada por el fenómeno OT de nuevo. Juzguen ustedes mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios