A la 'playa' sin bajar a la Costa

  • Todos los días de verano, la piscina municipal de Almanjáyar acoge a más de 450 bañistas de la ciudad

  • Cerca de 15.000 personas usaron estas instalaciones durante el verano pasado

En estos días de calor extremo, los vecinos de Granada tienen la suerte de poder contar con una 'playa' en la zona Norte. Un lugar donde tratar de refugiarse del sofocante calor que se vive estos días, y donde refrescarse al amparo de una piscina pensada para el disfrute de sus usuarios.

Se trata de la piscina recreativa-deportiva municipal de verano de Almanjáyar, en la calle Pedro Machuca, 31. Una instalación que cumple con todos los requisitos de accesibilidad para los usuarios, cumple con unos estándares de calidad elevados, cuatro socorristas que velan por la seguridad de los bañistas, y, en palabras del alcalde, Paco Cuenca, "una de las mejores instalaciones de toda Andalucía".

Esta instalación, inaugurada en junio de 2006, cuenta con dos piscinas diferentes. Una convencional de 18 metros de largo, 10 de ancho, y 1,90 centímetros de profundidad; y otra piscina estilo 'playa', con una profundidad máxima de 1,40 metros e ideal para el disfrute de niños y personas mayores. Es por esta piscina tan característica por lo que se conoce al recinto como la 'playa de Granada'.

La labor de esta instalación municipal tiene un carácter social y educativo, y tiene como uno de sus objetivos el animar a todos los granadinos, sin importar el punto de la ciudad en el que residan, a acudir a la piscina y a adquirir esos hábitos de vida saludable que predica la piscina.

El alcalde explicó que "esta instalación municipal está gestionado por la Asociación de Vecinos Las Cruces-Almanjáyar", y que cuenta con la colaboración de voluntarios de la zona para su mantenimiento, convirtiéndose así en un lugar de convivencia entre vecinos del barrio, y también en un punto de encuentro con vecinos de otros puntos de la capital granadina.

Por la piscina pasaron el año pasado 14.597 granadinos para disfrutar de un refrescante baño. Armados con hamacas, neveras, crema solar y mucha agua, disfrutan desde las 12:00 horas del mediodía hasta las 20:00h de un lugar de ocio y refresco en verano. Los fines de semana y festivos, el horario se amplía a una hora mas (de 11 a 20 horas) para satisfacer la demanda de usuarios, que siempre cubre el aforo limitado de 457 personas.

La piscina cuenta también con un aparcamiento para 100 vehículos, dos plazas destinadas a personas con movilidad reducida, y cafetería para que quien quiera se tome un refrigerio, o almuerce en su terraza a la sombra.

Además, los precios son muy asequibles. Tres euros la entrada general, dos euros la de los niños (de 2 a 13 años) y mayores de 65 años, e incluso un euro para algunos colectivos, como La Asociación Alfa, la Residencia Hogar Anpace, la residencia de mayores Claret, o la Obra Social Padre Manjón, entre muchos otros.

El alcalde granadino añadió que, junto al aspecto lúdico que ofrece la piscina, también les gustaría "desarrollar otras actividades socio-educativas para completar la oferta de este magnífico recinto situado en Almanjáyar", y aseguró que, tanto él como la concejal de Derechos Sociales Jemi Sánchez, trabajan junto con la asociación de vecinos para tratar de convertir estas actividades en un hecho.

Cuenca aseguró que les encantaría tener otras instalaciones como ésta abiertas en Granada, pero que de momento esta piscina es el lugar ideal para refrescarse y combatir el sofocante calor que reina en Granada todos los veranos, especialmente estos días.

Así que, para evitar derretirse estos días de verano, y si no hay posibilidad de ir a la playa, o no se tiene la suerte de contar con una piscina a mano, la piscina de verano del Almanjáyar es una opción económica, segura, y barata para pasar un rato agradable y de refresco. Un reducto para dejar el calor de lado aunque sea por unas horas, y disfrutar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios